31 de marzo de 2011

Charra de Candelario

Imagen publicada en "La Esfera" en 1928 dentro de una secuencia dedicada la Mujer Española. De la provincia de Salamanca presentaban dos fotografías: una charra de Peñaparda y esta de Candelario. Y además en la portada de la publicación aparecía la reina Victoria Eugenia vestida con el traje charro tradicional, que ya hemos insertado en estas páginas.


Hay una enorme variedad en los aspectos regionales de Salamanca. Trajes, costumbres, joyas -dentro del tipo general- cambian y adquieren matices nuevo al cambiar el paisaje salmantino. La vida antigua de la ciudad -a la sombra de su Universidad gloriosa- murió y sólo quedan de aquel instante lejano unas huellas doradas é inertes. Pero en Salamanca, en su bellísima riqueza natural, queda todavía mucho de lo que es entraña y personalidad de un pueblo: el acento peculiar la nota de pintoresquismo y de tradición que diferencia unas regiones de otras y que forma la verdadera vida de un pueblo o de una comarca. He aquí un tipo de mujer de Candelario. Su traje, tan interesante y tan bello, es bien distinto del que acostumbramos a ver en la charra tradicional.

30 de marzo de 2011

Contrastes de colores

Orillas del Río Yeltes. 26 de Febrero de 2011. Hermoso contraste de colores. El intenso verde de la hierba, el amarillo del liquen Xantoria que cubre las ramas de los fresnos, el gris plateado de las aguas y el rojo de las nacientes yemas de los sauces...

.

29 de marzo de 2011

Charra de Peñaparda

Imagen de una charra publicada en la revista "La Esfera" en 1928 dentro de una serie de imágenes dedicadas a las mujeres españolas.


La vida actual, rápida, igualadora, uniforma en España todas las notas típicas, todos los arcaicos valores de tradición. Pocos son ya los rincones en que, como reliquias, se guardan esos acentos peculiares de una comarca. Entre los sitios que con más amor conservan algo de ese rico caudal costumbrista, hay que citar a Salamanca. Sus trajes, sus fiestas, sus leyendas, reflejan aún la poderosa vida folklórica que esta comarca tuvo siempre. Bejar, Ciudad Rodrigo, Alba de Tormes, con todo lo que en ellas hay de valor tradicional, acusan admirablemente esa riqueza costumbrista. He aquí una bellísima indumentaria salmantina el traje de una mujer de Peñaparda. Peñaparda está en la ribera del Agueda, muy cerca de Ciudad Rodrigo.

28 de marzo de 2011

Pontones de Pedro Álvaro

Pontones en el río Yeltes en el Camino de Villavieja a Pedro Álvaro, ya muy cerca de esta localidad. Imagen tomada el 26 de Febrero de 2011.

27 de marzo de 2011

Eruca vesicaria

Y ya con la primavera en marcha traemos hoy a estas páginas a una planta que es también de las primeras en florecer. La imagen que observáis fue tomada el 8 de marzo junto a una pared del camino del Prado Fraile. Se trata de un ejemplar de Eruca vesicaria, conocida en castellano como oruga o jaramago blanco.  Son características sus flores con cuatro pétalos en forma de cruz (Crucíferas) con venas de color morado.

.

26 de marzo de 2011

Ranúnculo acuático

Traemos hoy a nuestra entrada diaria a una planta de la familia de las ranunculáceas, Se trata del denominado ranúnculo acuático (Rannunculus aquatilis) también conocido como hierba lagunera o milenrama acuática. Las charcas del camino del Prado Fraile rebosaban de ellas el día 8 de marzo del presente año.
La planta presenta dos tipos de hojas que se pueden apreciar perfectamente en la segunda de las imágenes. Las sumergidas están profundamente divididas, y las flotantes, son lobuladas muy parecidas a las del trébol. La flor presenta cinco pétalos de color blanco con el centro de color amarillo. Al poner la foto superior me he dado cuenta de que tiene "seis" pétalos en vez de los "cinco" normales. ¿Alguna mutación?


.

25 de marzo de 2011

Cristobal Martin de Herrera



Cristobal Martín de Herrera nació en Aldeadávila de la Ribera el 20 de marzo de 1831 y falleció en Madrid el 10 de Abril de 1878. Estudió la carrera de Derecho, obteniendo el título de Licenciado en Jurisprudencia y consiguiendo ser investido con el grado de Doctor el 12 de Junio de 1855 por la Universidad Central de Madrid. Con motivo de esta investidura leyó el discurso titulado "El verdadero fin del Derecho Internacional".

Desde muy temprana edad se dedicó a la política, presentándose como miembro del Partido Moderado a las elecciones a Cortes Generales por la circunscripción de Salamanca, distrito de Vitigudino, que se celebraron el 31 de Octubre de 1858, consiguiendo en ellas el acta de diputado. A partir de entonces, y salvo algún periodo de tiempo (Elecciones de 1866 y las celebradas durante la Primera República) fue elegido para representar a varios distritos de la provincia salmantina (Vitigudino, Salamanca y Ciudad Rodrigo)

ELEC.  Nº
CIRCUNSCRIPCIÓN
DISTRITO
FECHA
ELECTORES
VOTANTES
VOTOS
22
Salamanca
Vitigudino
31-10-1858
334
268
174
23
Salamanca
Vitigudino
11-10-1863
198
151
151
24
Salamanca
Vitigudino
22-11-1864
419
299
299
25
Salamanca
Salamanca
01-12-1865
8140
5001
3779
26


10-03-1867



27
Salamanca
Provincia
15-01-1869
63799
51704
21765
28
Salamanca
Vitigudino
08-03-1871
9338
8111
4989
29
Salamanca
Vitigudino
02-04-1872
9255
7249
7231
30


24-08-1872



31


10-05-1873



32
Salamanca
Ciudad Rodrigo
20-01-1876
9598
7048
7036


A título de curiosidad, escribimos los nombre de las personas elegidas como Diputados a Cortes en representación de nuestra provincia en las elecciones de 1858:


Salamanca: ABECIA, JOSE DE
Ledesma: ARTEAGA, MANUEL JOSE
Ciudad Rodrigo: DIEZ TARAVILLA, CANDIDO
Salamanca: MADRAZO ARROYO, SANTIAGO DIEGO
Vitigudino: MARTIN DE HERRERA, CRISTOBAL
Peñaranda de Bracamonte: MILLAN Y CARO, FRANCISCO
Béjar: RODRIGUEZ VIDAL, NICOLAS
En el transcurso de su carrera política, desempeñó diversas carteras ministeriales:

- Regencia del General Serrano:
  • Ministro de Gracia y Justicia desde el 18 de Junio de 1869 hasta el 1 de noviembre de 1869 (Gobierno del General Prim)
- Reinado de Amadeo I:
  • Ministro de Ultramar desde el 20 de Febrero de 1872 hasta el 26 de mayo de dicho año (Gobierno de Sagasta)
- Reinado de Alfonso XII:
  • Ministro de Fomento desde el 12 de Sept de 1875 - 2 de Dic de 1975 (Gobierno Jovellar)
  • Ministro de Gracia y Justicia desde el 2 Dic 1875 - 14 ene 1877 (Gobierno Cánovas)
  • Ministro de Ultramar desde el 14 ene 1877 - 12 feb 1878 (Gobierno Cánovas)

Falleció a temprana edad, víctima de una penosa enfermedad. Desde comienzos del año 1878 sus funciones ministeriales fueron asumidas interinamente por el entonces Presidente del Consejo de Ministros, mientras intentaba recuperar su maltrecha salud en las provincias de Alicante y Murcia. El día 9 de Abril de 1878 regresó a Madrid desde el balneario de Archena, falleciendo a las nueve de la mañana del día siguiente. Fue enterrado en el cementerio de San isidro de Madrid. Contaba 47 años de edad. Estaba casado con la hija mayor del entonces conocido poeta y escritor catalán Francisco Camprodón, quien le dedica el libro: “Los dos mellizos” en el año 1862.

.

24 de marzo de 2011

Erodium cicutarium

Y aquí tenemos otro ejemplar de "pico de cigüeña" (Erodium cicutarium). Fotografía tomada el pasado día 8 de Marzo en el camino del Prado Fraile.

23 de marzo de 2011

Cardenal Almaraz


Don Enrique Almaraz Santos nació en el pueblo salmantino de La Vellés, el 22 de Septiembre de 1847. Estudió en el seminario de Salamanca y más tarde en Roma, obteniendo el grado de Doctor en Teología y bachiller en Cánones. Ejerció como coadjutor en varias parroquias de la capital charra siendo también canónigo de la S.I. Catedral. Fue nombrado Obispo de Palencia en 1897. Diez años más tarde fue propuesto para el Arzobispado de Sevilla. Contaba entonces 59 años de edad. En 1911 fue elevado al Cardenalato por su Santidad el Papa San Pio X en el Consitorio celebrado el 27 de Noviembre junto con otro prelado español, Don José María Cos y Macho, arzobispo de Valladolid.  En 1914, participó en el cónclave que eligió pontífice al Cardenal Giacomo della Chiesa con el nombre de  Benedicto XV.  El 16 de Diciembre de 1920, fue propuesto para el Arzobispado de Toledo. Su precaria salud, no le permitió tomar posesión de la sede Primada hasta el 3 de Julio de 1921. Falleció en Madrid el 22 de Enero de 1922, curiosamente el mismo día en el que lo hizo también el Papa Benedicto XV. Fue enterrado en la Catedral de Toledo. Fue senador del Reino, hijo adoptivo de Palencia, Puerto de Santa María y Sevilla. estaba también en posesión de la Gran Cruz de Carlos III.

Durante su pontificado en Sevilla prestó especial atención a las escuelas y a la educación apoyando todas las obras de enseñanza. Llegó a organizar también una Semana Social en 1908 en la que a través de una serie de conferencias se expusieron puntos de vista cristianos acerca de diversas cuestiones de actualidad: Sindicalismo agrícola, Sociedades de Socorros Mutuos, .... Impulsó también la prensa católica, estableciendo entre otras cosas un premio anual para certámenes periodísticos, que se galardonaba con una pluma de oro. Fomentó también las peregrinaciones obreras a diversos lugares de interés cristiano: Roma, Lourdes, Santos Lugares..., peregrinaciones que él mismo presidía. Fue precisamente en una de esas visitas, realizada en 1914 a los lugares relacionados con la vida de Santa Teresa (Ávila, Alba de Tormes y Salamanca) en la que se realizó un magnífico reportaje fotográfico publicado en la revista ilustrada "Bética" que se editaba en la capital hispalense en esos años y al que pertenecen las imágenes que ilustran esta entrada.

He escogido además, del extenso repertorio, un par de fotografías en el queda patente como en aquella época se estaba produciendo un cambio trascendental en los medios de transporte. La primera de las fotografías muestra la portada de la Iglesia en la que se encuentran los restos de Santa Teresa en Alba de Tormes. En ella podemos ver ya un vehículo a motor, uno de los característicos autos de comienzos del siglo XX. En la segunda, se nos muestra la entrada del Convento de San Esteban en Salamanca y en ella podemos observar un par de carruajes de caballos. ¡Lo moderno -de entonces- y lo antiguo!



22 de marzo de 2011

"Color splash"

Con esas palabras en inglés se designa a una técnica fotográfica que consiste en manipular fotos en blanco y negro para que ciertas partes de ellas aparezcan con su color original. Aquí os presento un par de trabajos realizados hace unos días. En la primera podemos observar a nuestro querido río Yeltes en la zona del Cortadero. La fotografía se tomó a mediados del mes de Febrero pasado. La segunda foto es del otoño del pasado año y nos muestra a unas manzanas aún en el árbol.



21 de marzo de 2011

Censo de la Diócesis de Ciudad Rodrigo en 1587

Transcribimos a continuación uno de los apéndices insertados en un libro publicado en 1829 titulado "Censo de población de las Provincias y partidos de la corona de Castilla en el siglo XVI con varios apéndices para completar la del resto de la península en el mismo siglo, y formar juicio comparativo con la del anterior y siguiente, según resulta de los libros y registros que se custodian en el Real Archivo de Simancas". En dicho apéndice se recoge la población del Obispado de Ciudad Rodrigo en 1587.

OBISPADO DE CIUDAD RODRIGO

Relación de las pilas y vecinos de Ciudad Rodrigo y toda su Diócesis, en cumplimiento de lo que S M mandó á D Bernardo, Obispo de la dicha Ciudad, por cartas de Francisco González de Heredia su Secretario de veinte y siete de Diciembre de ochenta y seis, y siete de Enero de ochenta y siete.

Las pilas que hay en Ciudad Rodrigo son las siguientes:

LA CIUDAD
La Ciudad, 1883 vecinos
(La iglesia mayor, S Juan, S Pedro, StoTomé, Santi Yuste, S Andrés, S Cristóbal, La Puente es de la iglesia mayor)

CAMPO DE CAMACES
Saelices de los Gallegos y anejos, 800
Barba de Puerco , 80
La Higal,  75
Sobradillo,  300
Fregeneda y anejo son del Obispo ,  300
La Redonda,  60
Hinojosa es del Obispo, 550
Bermellar y anejo  del Obispo ,  90
S Leonardo ,  30
Lumbrales es del Obispo , 600
Madroñal es del Obispo, 4
Olmedo y anejo ,  98
Fuenteliante, 2
Bañovarez  , 240
Cerralbo , 36
Villavieja , 360
Bogajo , 125
Villar del Rey y anejos,  12
Centenales , 4
Balborraz , 6
Aldea nueva de Nobis,  18
Castillejo de Martin Viejo, 44
El Moral , 8
Paradinas , 8
Ledin , 2

CAMPO DE YELTES
Retortillo y anejos ,  80
Boada ,  93
La Nava , 2
Martin del Rio y anejos,  34
Castillejo de Yeltes, 3
Sepúlveda es del Obispo, 20
Lafuente y anejos ,  83
Boadilla ,  31
Sta Olalla ,  39
Campicerrado,  30
Cabrillas y anejo,  25
Agusejo, 49
Sepulculario ,  133
Aldiguela de Yeltes,  82
Las Moras verdes ,  40
Aldea de Alba y anejos,  51
Castraz ,  24
Pedraza ,  16
Dios lo Guarde ,  30
Tenebron,  52
Santispiritus y anejo, el Bocacara y Valdelazarza es del Cabildo  , 127
El Maille y Moras verdes de arriba , 130
La Puebla de Yelíes, 106

CAMPO DE AGADONES
Monsagro es del Obispo,  80
Serradilla del Llano,  35
Serradilla del Arroyo , 100
Porteros , 5
Gadapero ,  56
Zamarra y anejos , 561
Fradamora ,  24
Atalaya ,  31
Martiago y anejos  , 117
Las Agallas ,  65
Villarejo ,  42
Lerguijuela y anejo, 24
Cespedosa,  14
Sahugo , 198
Robledillo, 150
Descargamaría, 100
Robleda, 237
Perosin y anejo, 84
Peñaparda ,  67
Fuenteguinaldo, 400
Payo, 73
El Villar, 65
Las Casillas, 70
Hituero y anejos, 69
Alvergueria, 136
La Puebla de Azaba, 47
Castillejo de Azaba, 16
La Dueña, 3
El Campillo,44
La Alamedilla, 37
La Atalayuela,10
Martin Hernando, 2
Ponseca y anejos,28
Carpio, 15
Palacios, 3
La Aldiguela de Azaba, 8
El Bodón, 300
El Encina y anejos, 72
Pastores, 54
El Olmo, 6

CAMPO DE ARGAÑÁN

Gallegos y anejos, 281
Sesmiro, 21
Espeja,152
La Alameda,180
Las Fuentes de Doñoro,190
Aldea del Obispo y anejo, 227
Castillejo de dos Casas,20
El Gardon, 6
Villar de Ciervo,272
Villar de la Yegua y anejo, 162
Martillan,17
Serranillo, 30
Villar de Puerco y anejo,58
Barquilla, 41

LA SIERRA

S. Martin, 700
Villamiel, 200
Trevejo, 20
Villarrubias, 60
Las Eljas, 50
Navasfrias, 40
Saelices el chico, es de la Orden de S Vicente,100

Pilas, 55; Vecinos: 12805

Tiene hasta cincuenta pilas, y algunas destas con sus anejos de lugares pequeños: en este número hay algunos lugares de ochocientos, seiscientos, cuatrocientos, trescientos y doscientos; pero los mas son pequeños, y la precisa averiguación de la vecindad de todos pedia mas tiempo de el que V M me da en su carta de veinte y siete del pasado, cuya respuesta es esta, ordenada en compañía del mas inteligente hombre que hay en toda esta tierra de esta hacienda y su Diócesis, la cual es tan recogida que el lugar mas apartado no está diez leguas de Ciudad Rodrigo, donde quedo suplicando a Dios que guarde a V M &c 2 de Enero de 1587.= D. Bernardo, Obispo de Ciudad Rodrigo

Concuerda con la relación original que obra en el legajo núm 136 de los fechos del Real Patronato Eclesiástico = Está rubricado

20 de marzo de 2011

Lamium amplexicaule

Cuando escribo este artículo (martes de Carnaval, 8 de marzo de 2011) están ya emplezando a lucir en nuestros campos -tamnbién en los bordes de las aceras o en las grietas del hormigón- los característicos "chupamieles" (Lamium amplexicaule). Aquí tenéis un ejemplar. Camino del "prao" Fraile.

.

19 de marzo de 2011

Don Rosendo Miguel del Corral

El 28 de Abril de 1897 fallecía en Lumbrales, don Rosendo Miguel del Corral, natural y vecino de la mencionada villa y que a lo largo de su vida desempeñó diversos cargos eclesiásticos: Párroco de Sobradillo, canónigo Doctoral, provisor y deán de la S.I. Catedral de Ciudad Rodrigo, Arcipreste de la de Santiago de Compostela, Juez Auditor del Tribunal de la Rota, ... Era también abogado y logró el título de Doctor en Jurisprudencia por la Universidad Central de Madrid. Contaba 78 años de edad. Así lo contaba "El Adelanto" el 28 de Abril de 1897.

.
En la madrugada de hoy ha fallecido en Lumbrales, su pueblo natal, el ilustre auditor jubilado del tribunal de la Rota don Rosendo Miguel del Corral. Era el finado persona de grandes talentos, merced a los cuales ha desempeñado siempre los más difíciles puestos en la iglesia, en todos los cuales ha dejado gratos recuerdos, por su bondad y sencillez, a la par que por la justicia que siempre resplandeció en todos sus actos. Abogado antes que sacerdote, tan pronto como recibió la investidura eclesiástica, comenzó a distinguirse por su recto criterio y envidiable talento, siendo designado desde un principio para ocupar aquellos puestos en que eran necesarios sus conocimientos de letrado. Estimado y apreciado por todos sus superiores y como premio a sus buenos servicios, fue adquiriendo grados en su carrera, hasta llegar al de auditor del tribunal de la Rota, donde ha permanecido hasta su jubilación, después de haber renunciado repetidas veces la mitra que se le ofrecía. Sus relacione s en Madrid eran tan numerosas como distinguidas, y seguramente que los señores Montero Ríos, don Francisco Silvela, señor Conde de Montarco y otros muchos de igual categoría, sienten la muerte del modesto auditor como la de un amigo verdadero. A su numerosa familia, así como al pueblo de Lumbrales, enviamos nuestro más sentido pósame por tan irreparable desgracia. Descanse en paz.
El Adelanto, 28 de Abril de 1897

.

Don Rosendo era tío de Don Rogelio Miguel del Corral Vicente, natural también de Lumbrales y que durante muchos años fue Diputado provincial, alcanzando la Presidencia de esa institución en 1915. Don Rogelio contrajo matrimonio en Villavieja en noviembre de 1907 con Isabel Rodríguez García. De este enlace nació don Rogelio Miguel del Corral Rodríguez.


.

18 de marzo de 2011

Árbol arrastrado


Dos imágenes del tronco de un árbol arrastrado por una crecida del río Yeltes y depositado en lo alto de unas peñas en la zona del Cortadero. Probablemente, permanecerá ahí, hasta que una nueva crecida cuyo nivel supere a la que lo depositó, se lo lleve río abajo

17 de marzo de 2011

Prestamistas

Resulta evidente que a lo largo de todos los tiempos el dinero ha estado, está y estará siempre en manos de unos pocos: los ricos. También, por tanto a finales del siglo XIX y comienzos del XX . Dicho esto quizas conveniese establecer diferencias entre "ricos en tierras" y "ricos en dinero". Los primeros poseían grandes propiedades y mucho ganado. Obviamente, producían mucho pero gastaban otro tanto en el mantenimiento de esa gran hacienda. En resumidas cuentas "lo comido por lo servido". Así pues, en muchos casos, vivían al día. Con desahogo, eso sí, pero sin poder hacer grandes alardes dinerarios. Los "ricos en dinero" vivían fundamentalmente de las rentas y de los préstamos. También aquí podríamos distinguir dos grupos los "prestamistas" de altos vuelos, que manejaban dinero en grandes cantidades y financiaban a organismos o entidades comerciales o estatales y que darían origen a los primeros bancos y los "prestamistas a semanería", de menos vuelos y que son los que atienden las necesidades más inmediatas de la gente corriente. A estos se refería un artículo publicado en "El Fomento" de Salamanca el 23 de Diciembre de 1889. Decía así:


Los prestamistas a semanería

Amaos los unos a los otros, dijo Jesucristo por boca del Apóstol.

Más adelante dice también el Evangelio: socorreos los unos a los otros, y por esto, sin dudar en el siglo xix se ha dicho por ciertos intérpretes, parodiando al divino libro: el que presta recibirá ciento.por uno.

Y, como si fueran hongos, han brotado prestamistas hasta de entre las piedras.

Los beneficios que esta respetable clase ha proporcionado a la humanidad son incalculables.

Desde el opulento banquero que acude a una operación hipotecaria para hacer pagos que salven su crédito, y el nombre de la casa, hasta el infeliz obrero que recorre al préstamo para saciar el hambre .de. la familia en.dias de paro, todos han bendecido después al que les salvó del conflicto.

Sin embargo, hoy solo me ocuparé del prestamista de menor cuantía: del prestamista popular.

No tiene rótulo ni muestra alguna, que lo denuncie al fisco, en los balcones de su casa.

No está inscrito en ningún registro y hace las operaciones de la manera más sencilla y original que pudieron idear industriales en la edad de Oro de los pueblos primitivos.

No lleva libro, ni lo necesita, por que ordinariamente no sabe escribir, ni leer; pero sí sabe contar por los dedos y multiplica, resta y divide a su manera y uunca se equivoca.

El industrioso que quiere poner un puesto para vender frutas, el que necesita unos cuantos duros para un negocio ambulante, la criada que pide anticipo para anticiparse al salario y comprar un refajo, si hace frío, ó un pañolón para darse lustre entre sus compañeras, recorren todos los prestamistas del barrio, al prestamista popular.

Todos se encaminan a la casa del prestamista bendito, especie de providencia popular, por que provee a los pobres de una docena ó media, según los casos, de pesos fuertes ó sencillos para que estos infelices necesitados se establezcan ó acudan a la mayor necesidad.

La escritura ó documento de contrato no puede ser más sencillo, mas económico y sobre todo más inocente: un canuto de caña sirve muy bien para el caso.

¿Cómo? dirán los lectores inocentes que no conozcan el procedimiento ó hayan tenido que recurrir a hipotecar fincas, alhajas ó ropas en buen uso.

Pues de la manera más sencilla: se raja el canuto hasta convertirlo en dos medios que confronten y coincidan perfectamente al unirlos y cotejarlos en las operaciones sucesivas.

Previa una navajita muy a propósito que tiene el prestatario para estos casos y por medio de señales convenidas, una cruz, por ejemplo, se graba en la "escritura" principal y en la copia que queda en poder del recurrente, el número de duros ó pesetas, pongo por caso, que es objeto del préstamo

Recibe éste la cantidad estipulada y el "talón" correapondiente, y marcha muy ufano al negocio que se ha propuesto emprender.

Ni hay más finca ni más alhaja ni nada que lo valga en fianza del dinero que sacó de su bolsillo el industrial generoso que describo.

Ni tiene aquel necesidad de pasar a devolverlo ni siquiera el rédito estipulado: la cosa no puede ser más cómoda y barata.

Verdad es que en esto se demuestra que el prestamista es persona de buena nariz, porque solo en la cara conoce al que puede darle algo sin riesgo para su capital, y no a todos presta de modo tan fácil y generoso. .... Eso sí, y para colmo de hidalguía sale semanalmente de su casa provisto de dos talegos, de tela cayada uno y de cáñamo natural el otro, con el objeto de cobrar los réditos que son semanales también.

En el talego mayor, ó de rayadillo, se hallan ensartados a modo de rosario los medios canutos, ó séase escritura talonaría, y con ellos comienza el corrido de puestos, casas, almacenes y demás parajes en donde viven los deudores, para hacerles la visita de cumplido semanal y percibir el rédito, previa la confrontación del medio canuto respectivo: esta visita de atención es de alta trascendencia social y prueba la buena educación y los mejores deseos del prestamista en favor de sus conocidos.

En el talego de cáñamo se deposita a modo de ofrenda "voluntaria" el tanto por ciento semanal ó de semanería, que dicen los que están afectos al régimen original de esta clase de negocios y se hacen las anotaciones de marras en los medios canutos, como si dijéramos, en la media naranja del indivíduo.

El tanto por ciento semanal es módico, cual cumple a industriales populares como el que describo, y que solo tienen contratos con gente pobre de recursos y no muy sobrada de inteligencia: generalmente oscila entre uno y dos reales por duro y por semana: una bagatela, como habrán ustedes comprendido al punto.

Es lo que me decía el otro día mi criada que es un alma de Dios; señorito, si no me llevan más de cinco reales por tres duros, a la semana: iUna friolera! digo yo.

R. M. F.


Y uno se queda de piedra ante tales intereses. Si mis cálculos no me fallan, la cosa oscilaría entre un 5 y un 10% pero ¡SEMANAL! No es extraño que acumulasen grandes riquezas y que suscitasen entre los amigos de lo ajeno unas ganas locas de echarle el guante. Y como entonces las cajas fuertes brillaban por su ausencia…, los ladrones parecían tenerlo bastante fácil. Y digo parecían, porque los prestamistas lo guardaban en los más variados sitios a fin de que si caía un escondite podían salvar el resto. ¡Seguro que habéis pensado ya en la baldosa, el colchón, ….! Pero había muchos más: un baúl, un armario, en el desván, en un doble techo de tablas, en cajas, en arcas, en un mechinal, en una pared, en un sobre, en un libro, en una cuba con vino o aceite (caso de monedas de oro), etc, etc. Había quien lo repartía tanto que necesitaba un libro, ¡escrito en clave, claro!, en el que anotaba cantidad y lugar donde estaba escondido...

Y ya que hablamos de robos, pongamos a continuación lo que publicaba el Adelanto del 27 de Noviembre de 1897, de uno de ellos, cometido en Miranda del Castañar. Todo parece indicar que la víctima era un prestamista que, en este caso, sí hacía recibos en papel.

En Miranda del Castañar se ha cometido, del 11 al 12 del corriente, un robo en la casa de don Ambrosio Hernández García, consistente en en tres mil reales en plata, un billete de 50 pesetas y distintas ropas y alhajas, a más de 5.000 pesetas en recibos de préstamo.

Para efectuarlo, descerrajaron los ladrones dos arcas, valiéndose de un asador.

Como presuntos autores del robo han sido detenidos por la guardia civil Antonio y Sebastián Gascón Guinaldo, al primero de los que, se ha probado que pertenecía el asador.

El Juzgado de instrucción de Sequeros entiende en el asunto.

No deja de asombrarnos también la diligencia y buen acierto del benemérito cuerpo de la Guardia Civil que atrapó a los ladrones en escaso tiempo.



.

16 de marzo de 2011

Trajes salmantinos

El grabado que vemos a continuación aparece en el tomo número cuatro de una publicación francesa editada en 1838 y titulada "France Militaire. Histoire des Armées Françaises de Terre et de Mer de 1792 à 1837". Fue escrita por Abel Hugo -el hermano mayor del gran escritor francés Victor Hugo.

Abel Joseph Hugo (ver imagen izquierda) fue un apasionado de la cultura española. No en vano, residió algún tiempo en España como paje del rey José I, hermano de Napoleón Bonaparte, formándose en el Seminario de Nobles de Madrid. Su padre, J.S.Leopold Hugo,  fue además un general del ejército francés que desarrolló su labor en territorio español, encargándose habilmente de la dirección de la retaguadia en la retirada de la Corte y Tropas francesas tras la derrota de Arapiles en 1812. "France militaire" relata las campañas llevadas por los ejércitos franceses durante el denominado Primer Imperio, en algunas de las cuales Abel Hugo fue un testigo de primera mano.



.

15 de marzo de 2011

Escalera de la Universidad de Salamanca

Una nueva fotografía de Kurt Hielscher, publicada en "La Esfera"

14 de marzo de 2011

Plaza de Anaya

Imagen de la Plaza de Anaya. Foto PNOA Instituto Geográfico Nacional

Es quizás uno de los lugares más bonitos de Salamanca, por lo que a "concentración artística" se refiere. La Iglesia de San Sebastián, el Palacio de Anaya, la Catedral, ... Tal día como hoy, hace doscientos años, se ordenó demoler todas las casas que estaban situadas entre el Cuartel General Francés, ubicado en el Palacio de Anaya (esquina superior derecha de la foto), y la Catedral Nueva (parte inferior):

El general Thiebault, gobernador de Salamanca, mandó el 14 de Marzo desocupar las casas de la manzana que se alzaba frente al colegio de San Bartolomé y formaba las calles de San Sebastian y de las Cadenas; concluyeron de derribar estas casas en Julio, quedando la plazuela a que dio su nombre el general y ahora se llama de Anaya; verdadera mejora urbana, pero que se llevó a cabo sin indemnizar al cabildo, dueño de las casas.
Villar y Macías, Historia de Salamanca
La verdad es que fue un acierto y ha sido una de las cosas buenas que nos dejaron los franceses a su paso por Salamanca durante la Guerra de Independencia. Lo que no sabemos es si el origen de la plaza fue por una cuestión estética o por una cuestión militar o por ambas cosas a la vez. Sospecho que la necesidad de un espacio abierto y despejado delante del Cuartel General en el que las tropas a su mando pudiesen evolucionar con desahogo fue una de las causas principales de su realización.
Palacio de Anaya. Foto: Wikisalamanca

13 de marzo de 2011

D. Tomás García Vicente

Resulta familiar y conocido para casi todos los salmantinos el nombre del famoso guerrillero don Julián Sánchez "el Charro". Sus acciones contra los ocupantes franceses durante la Guerra de Independencia le han convertido en uno de nuestros héroes más conocidos y famosos. No ocurre lo mismo con don Tomás García Vicente, al que podíamos denominar como "el otro guerrillero charro desconocido".
Mi primer contacto con el nombre de don Tomás lo tuve hace casi tres años, cuando buscaba a través de Internet datos acerca del primer paso de las tropas francesas por nuestra comarca. Estaba tratando de encontrar datos y bibliografía acerca de la LLL (Loyal Lusitanian Legion). En una de esas búsquedas a través de archivos y bibliotecas "online" me encontré a través del sitio web de la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico (http://bit.ly/gJ8kis) con las imágenes escaneadas de una publicación de 1843 cuyo título es: "Documentos relativos a las operaciones de la Legión de Honor de Castilla que mandaba en 1808 y 10 el brigadier don Tomás García Vicente que la creó" escrita por el propio brigadier. (También es posible encontrar dichas imágenes en otra bibliteca virtual, la de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación: (http://bit.ly/gHRfn6). El libro, viene a ser una especie de alegato de defensa y reivindicación de su actuación en la Guerra de Independencia frente a, según él, diversas maniobras llevadas a cabo por Jefes y Oficiales del Ejército regular y de las Guerrillas, que consiguieron arrebatarle el mando de la "Legión de Honor de Castilla" que había creado y costeado con su propio dinero. Se encuentran en dicho libro copias de unos cincuenta documentos (cartas  y certificaciones de mandos militares y justicias de pueblos) que constituirían pruebas concluyentes para esclarecer esa actuación y arrojar un poquito de luz sobre una serie de comportamientos anómalos -hoy hablaríamos directamente de corrupción- por parte de Don Carlos de España y Don Julián Sánchez el "Charro". Pero eso será tema para otro artículo. Hoy nos centraremos en los datos biográficos de don Tomás García Vicente, algunos de los cuales están entresacados de la página web de Masueco y del trabajo allí publicado por don José Mesonero Velasco (http://bit.ly/ev8QG8)  y otros extraidos de los diversos documentos contenidos en el libro citado.

Nació don Tomás García Vicente en Masueco, el 18 de Septiembre de 1774. Estudió en el Seminario de San José de la mencionada localidad arribeña, un establecimiento fundado, según Bernardo Dorado, "por el Dr. D. Martín Cubilano, natural de dicho lugar y Catedrático de Humanidad en esta Universidad de Salamanca". En dicho centro, recibían los naturales de Masueco y pueblos circundantes, enseñanza en primera letras y Gramática. Poco más se sabe de su infancia y adolescencia, hasta que aparece como uno de los primeros habitantes de Madrid que se sublevaron el 2 de Mayo de 1808 contra las tropas francesas de Murat. 
... desde ese día, gloriosamente histórico, en el que, secundado por otros diez verdaderos patriotas, levanté un grito de resistencia santa contra el usurpador de Europa en la misma Puerta del Sol, acometiendo a dos soldados mamelucos que del Retiro bajaban con un pliego para Murat...

"La carga de los mamelucos" (2 de Mayo de 1808) - Francisco de Goya - Wikimedia Commons

Tras la brutal represión francesa sobre el pueblo de Madrid, el entonces comerciante don Tomás García Vicente no se amilanó. Y tal y como certifica el Teniente General de los Reales Ejércitos y Gobernador Militar y político de Madrid, don Josef Arteaga e Idiáquez en 1815:
... escribió, e hizo escribir a sus amigos, varias cartas para dirigir a los Ayuntamientos de las Provincias para que imitasen a la Capital...
Y no solamente eso. La guarnición militar española de Madrid apenas participó en la revuelta del 2 de Mayo, pero, a pesar de ello, los militares españoles quedaron prisioneros en sus cuarteles por orden de las autoridades francesas. Pues bién Tomás montó una especie de red secreta cuya misión era ir sacando de Madrid a esos militares y mandarlos a provincias para iniciar en ellas la correspondiente sublevación o para incorporarse a otras unidades militares españolas libres:

... que habiendo quedado prisionera la guarnición española, sacó de esta plaza con sus persuasiones mil hombres, socorriéndolos con dinero y ropas hasta llegar a las Provincias, para que las sublevasen, como sucedió, a cuyo efecto tenia alquilada una casa en la calle del Tesoro Vieja, en donde los reunía...
 Y no contento con eso, inició una labor para fomentar la deserción de algunos extranjeros, en su mayor parte italianos, que formaban parte de algunas unidades militares francesas:
... enganchó a cuarenta y dos italianos de los ejércitos de Napoleón, que vistiéndolos de paisanos, y socorriéndolos también con dineros, los mandó a incorporarse a nuestros ejércitos...
Era una misión no exenta de riesgos, que en cualquier momento podía venirse abajo. Y la cosa se torció. Su labor fue puesta en conocimiento de las autoridades por uno de esos soldados a los que estaba "covenciendo" para que dejase el bando francés. En consecuencia, tuvo que poner tierra por medio y escapar:
... delatado a los enemigos por estos hechos pudo fugarse a las Andalucías, y estuvo preso en el puerto de Santa María, en vísperas de morir en un cadalso por los malos españoles...
Cualquiera en su lugar, hubiese parado. Una vez que fue puesto en libertad, aprovechó su estancia en la capital gaditana junto con sus dotes de comerciante para hacerse con mercancías de origen inglés o colonial, regresando con ellas a.... ¡Madrid!

 ... volvió .... con más de diez y seis mil duros en géneros ingleses y coloniales, y con su importe formó partidas dentro de esta plaza, las que de su cuenta y riesgo mandó a Cuenca y otros puntos....
Es posible que la Primera Legión de Castilla se comenzase a formar a mediados de 1809, ya que en la hoja de servicios de don Tomás García Vicente se indica que con fecha 18 de junio de 1809 obtuvo el grado de comandante de dicha unidad. La legión se formaría bajo los auspicios del coronel Santocildes, que más tarde sería el heroico defensor de Astorga, de quién Tomás García recibiría el despacho correspondiente.
... título de despacho por el Sr. Santocildes a García, de comandante de la Primera Legión de Castilla, en el que se refiere al loable sacrificio de haber gastado, su dinero y vendido sus haciendas para ...
(En julio de 1811, Santocildes, ya general, facultó al coronel don Pablo Mier y Mestas para formar con las partidas de guerrilla del norte leonés la Segunda Legión de Castilla )

En el otoño de 1809, en la zona salmantina se había producido  una serie de movimientos de los ejércitos francés, al mando de Marchand y el Ejército español de la Izquierda al mando del Duque del Parque que habían desembocado en la batalla de Tamames (18 de Octubre de 1809) en la que resultaron victoriosas nuestras tropas. Cuarenta días después tuvo lugar la derrota de Alba de Tormes (28 de Noviembre de 1809) tras la cual el ejército de la Izquierda quedó tremendamente malparado y disperso.

A comienzos de 1810, relata don Tomás una acción en el pueblo de Frades, en la que se puede ver ya la primera discrepancia seria entre él y algunos oficiales de don Julián:

El día 6 de Enero de 1810 llegaron los Franceses a Frades a tiempo que en aquellas inmediaciones había más de 600 soldados Españoles, todos empero huyeron abandonando los Pueblos al saqueo de los enemigos menos un Español, que lo es de todo corazón, y que allí se hallaba con unos 28 hombres. Al instante pasa este un oficio a varios Comandantes que estaban más a mano para ponerse de acuerdo con ellos a fin de cargar al enemigo que de ningún modo podía resistirse. Solo de uno recibe contestación de que el día 9 se presentaría en Frades con 250 hombres para combinar sus operaciones con el Comandante de los 28. No faltó este a la cita y atacó al enemigo, esperando que sobrevendría el del socorro prometido. Mas lejos de acudir, cuando le vieron comprometido en la acción, se retiraron los 250 bravos defensores, por mal nombre, y los Franceses permanecieron en aquel pueblo hasta el 2 de Febrero, arruinando todo aquel país...  
Posiblemente poco tiempo después de esta acción, don Tomás reaparece en Madrid. Días antes de la derrota del Duque del Parque en Alba de Tormes, se había producido la batalla de Ocaña (19 de Noviembre de 1809) en la que los franceses al mando de Soult derrotaban al español ejército de la Mancha, saldándose el encuentro con cerca de 4000 bajas  (muertos y heridos) y más de 15.000 prisioneros. Normalmente los prisioneros eran enviados a Francia, pero, por la razón que fuere, una parte de este contingente se encontraba en el Retiro madrileño, circunstancia que aprovechó Tomás para sacarlos de Madrid:
... con ciento cincuenta prisioneros que rescató del Retiro de los hechos en la batalla de Ocaña, a quienes mantuvo y equipó con su dinero hasta llegar a los ejércitos españoles. Para el mismo fin compró también caballos en el Rastro, y siendo delatado le prendieron la noche del veinte y cuatro de Abril de mil ochocientos diez en la guardia de San Ildefonso, de cuyas manos le libertó su astucia e intrepidez tirando a rodar al centinela, e hiriendo algunos soldados...
Había escapado otra vez del cadalso por los pelos. Quien sufrió las consecuencias de su fuga fue su familia más cercana y sus amigos:
... por haberse fugado prendieron a varios sujetos que lo conocían, y a dos hermanas que tenia en esta Corte, de las cuales murió una, y arruinaron la otra...

Tras diversas peripecias por el territorio español recaló otra vez en Cádiz, de donde pasó, ya en septiembre de 1810, a la provincia de Salamanca donde volvió a dirigir la denominada "Legión de Honor de Castilla", una partida levantada a su costa, tal y como lo refieren bastantes documentos reflejados en el libro citado, de los que, por ejemplo, elejimos el  certificado que las autoridades de Mieza expiden en dicha localidad el día uno de Diciembre de 1815:
Certificamos nosotros Josef Vicente Arroyo y Francisco Pérez, Alcaldes que somos de este lugar de Mieza, Josef Delgado, Antonio Pérez, Francisco de la Mano y Miguel Vicente, Regidores, y Josef Vicente, Procurador Sindico de este dicho lugar y demás concejales, estando juntos y congregados en el sitio y casa concejal de él como lo tenemos de uso y costumbre, y unánimes y conformes decimos: que por el tiempo y revolución de nuestros enemigos los franceses, y en el principio de ella se presentó en este pueblo y demás inmediatos el Comandante Don Tomás García Vicente con algunos soldados, y con el objeto de organizar (como lo hizo) una partida titulada la primera Legión de Castilla, promovido de su celo, actividad, buen porte y conducta, desinterés y acendrado patriotismo, cuyos hechos lo hicieron tan memorable, que a poco tiempo puso en disposición mas de trescientos soldados de a caballo, y mas de cuatrocientos de infantería, montados, vestidos y equipados a sus propias expensas, con el producto de su pingüe patrimonio vendido a este efecto...
Quizás le favoreció la circunstancia de que los franceses estaban realizando también un alistamiento, en este caso forzoso, entre los jóvenes salmantinos, para formar las denominadas "Guardias Cívicas" -que la gente llana designaba como "cívicos". Y entre hacer la guerra sirviendo en un bando o en otro, se decantaron lógicamente por don Tomás. Y con estos efectivos se enfrentó a las tropas francesas que operaban en Salamanca y Zamora.

A primeros de enero de 1811 los franceses estaban preparando un gran convoy para llevar sumnistros al desabastecido Ejército de Massena que se encontraba detenido ante las líneas de Torres Vedras en Portugal. A tal fin emitieron órdenes para juntar todos los medios de transporte (carros y caballerías) en Matilla para efectuar el envío. Estaba pevisto que saliese de la mencionada localidad el día 16 de Enero.
Pero no habiendo dexado García salir ni un solo carro ni caballería, evitó este saqueo general y le desorganizó el plan, causándole una miseria tan grande en el exército, que les hizo levantar el sitio, cuya victoria se le colgó a D. Julián sin haberlo visto ni oido, como otras muchas de esta clase.
Quizás resulte un poco presuntuoso por su parte relacionar de forma tan directa esta acción y la retirada de Massena de Portugal, aunque resulta evidente que el ejército francés en Portugal estaba pasando momentos difíciles debido a la falta de suministros que no le llegaban debido entre otras cosas a la actividad de las milicias poruguesas y guerrillas españolas en  la retaguardia . Lo cierto es que, apenas mes y medio después de esta acción, la noche del 5 al 6 de Marzo de 1811, el ejército francés al mando de Massena inició su retirada hacia España.  A últimos de Marzo y primeros de Abril las divisiones francesas llegaron a la provincia de Salamanca distribuyéndose por varios lugares de esta provincia. La mayor parte se dirigió a la capital, pero algunas unidades acamparon en los alrededores  de Ciudad Rodrigo, San Felices de los Gallegos,... En este contexto, en la mañana del 11 de Abril de 1811, día de Jueves Santo, los hombres de don Tomás García atacan un campamento del ejército francés situado en las inmediaciones de Sanchón de la Ribera y Villarmuerto. Posiblemente se tratase de una brigada con unos efectivos comprendidos entre tres mil y cuatro mil hombres.

Domingo Pérez, Pantaleón Vicente y José Martin alcalde y regidores únicos de este lugar de Sanchón, jurisdicción de la villa de Ledesma: Certificamos que en la mañana del jueves santo de mil ochocientos y once, hallándose en estas inmediaciones acantonados como cuatro mil hombres de las tropas del general Massena, cuando se retiró de Portugal, fueron estas atacadas por la primera Legión de Castilla del mando de don Tomás García Vicente con tal denuedo y arrogancia, que después de haberle muerto muchos y otros hecho prisioneros, huyó el resto de la división con precipitación hasta Ledesma, quitándole sesenta caballos y otros muchos efectos, sin que de parte de los nuestros hubiese ningún muerto...
Los alcaldes y regidores de Pereña y Villarino certifican también la misma acción especificando entre otras cosas que se hicieron catorce prisioneros que a través de "maromas" se hicieron cruzar el río Duero para entregarlos en Bemposta (Portugal). Asimismo se recogieron sesenta mulas y caballos con su tren de artillería, unas cuatrocientas cabezas de ganado lanar, y cerca de tres millones de reales en alhajas y dinero robado en Portugal....

El 17 de Agosto de 1811 don Tomás García Vicente ataca con parte de su Legión la guarnición que los franceses tienen en la localidad zamorana de Almendra custodiando los pasos del río Esla


La Justicia, Párroco y Ayuntamiento de este villa de Almendra: Certificamos que cuando llegó a este país el comandante don Tomás García Vicente con parte de su tropa, por hallarse la restante ocupada en varios puntos, el día diez y siete de agosto del año de mil ochocientos once, tuvo noticia que hallándose de guarnición en esta villa ciento treinta y siete franceses, con el objeto de defender el paso del rio Esla inmediato a dicha villa, reunió como hasta unos doscientos hombres dicho García y habiendo pasado el insinuado rio por el vado de Ricobayo, sin temer el paso por entre los mismos franceses, como a las nueve de la mañana de dicho día se presentó en esta villa el mencionado García, y comenzó la gloriosa acción de atacar a el enemigo, el que para su defensa se refugió en la iglesia y panera de las ánimas en donde hicieron muchos agujeros para poder tirar a los nuestros sin riesgo alguno de sus personas, y otros en la torre que está en manera de castillo con sus ventanas, de donde hicieron fuego por espacio de cuatro horas con todo vigor, pero por último tuvieron que rendirse a discreción de el valor invencible de García, cuyo número de enemigos eran ciento treinta y siete hombres, los que condujo prisioneros a la villa de Carbajales dirigidos a la Puebla de Sanabria…
Dos meses más tarde, atacó a la guarnición francesa situada en Manganeses de la Lampreana situada a unos treinta kilómetros de la localidad anterior, aguas arriba del Esla. Veamos cómo lo relatan las autoridades de aquella población en un certificado expedido el doce de diciembre de 1815:

... cuando el día diez y seis de Octubre del año de mil ochocientos once se presentó dicho García con unos doscientos hombres sacados de los destacamentos que tenia en Carbajales, al otro lado del rio Esla, y siendo más que dobles las fuerzas francesas atrincheradas, y las de García a campo raso, atacaron éstas con tal valor y arrogancia que en poco tiempo tomaron a sangre y fuego los atrincheramientos, encerrando a los enemigos en la iglesia, cercada de un atrio ó pared de mazacote hecha de morrillo, cal y canto, capaz de sufrir balas de cañón. Defendidos los franceses en tal disposición, y sin temer García a mas de seiscientos franceses que tenia a la espalda en Villafáfila, dos leguas de distancia de esta villa, y habiendo sabido éstos la chamusquina que andaba en los de su nación se pusieron en camino para venir de refuerzo, y con efecto lo hicieron así porque llegaron una legua de distancia de esta de Manganeses, en cuyo tiempo atacó el dicho García a los amurallados en la Iglesia, con tal denuedo , y dando las disposiciones mas acertadas para no ser sorprendido, que a dos horas poco mas los rindió a parlamento. Estando para entregarse los enemigos a discreción llegó un grande refuerzo del que distaba la legua de esta villa, y unos trescientos que venían de otro pueblo que dista media legua de ésta , y viéndose Don Tomás con tantos enemigos le fue preciso retirarse con tal orden, que a pesar de haberse juntado ya cuadriplicados franceses no se atrevieron a seguir a los nuestros, tal fue el terror que les infundió la mortandad que les hizo, muriendo entre ellos el Comandante francés, que sin duda era de bastante graduación pues que le llevaron a enterrar a la ciudad de Toro. De los nuestros solo murió un oficial y un soldado, y dos de éstos heridos, habiendo rescatado en esta heroica acción a varios españoles que llevaban presos los franceses, y quitádoles los comestibles que habían sacado a la fuerza de estos pueblos...

Pocos días después de esta acción, empieza a fraguarse el final "burocrático" de la Primera Legión de Castilla.

... en el mes de octubre del año de 1811 quitaron la tropa a García después de haber alarmado aquel pais...

A comienzos del año, la Junta Central reorganiza toda la estructura militar de la España libre y ocupada, dividiendo todo el territorio en seis distritos y asignándole a cada uno de ellos un ejército. Castilla La Nueva, Extremadura y la parte de Castilla la Vieja al sur del Duero forman el quinto distrito y por tanto todas las unidades militares regulares como partidas guerrilleras y cuerpos francos quedaban sujetos al mando del Quinto Ejército. Es quizás en ese contexto cuando se produce la disolución de la Primera Legión de Castilla y su integración en un regimiento de nueva creación. Don Tomás García Vicente ve otras motivaciones. Cree que es despojado del mando de su unidad por llevarse mal con las otras partidas de la zona, es decir, con las de don Julián. Y este “llevarse mal” , según él, es una consecuencia del comportamiento de algunas partidas guerrilleras con los pueblos y sus habitantes. Don Tomás se jacta de que jamás extorsionó a los sufridos habitantes de las localidades por donde pasó, -y efectivamente parece ser que así fue, a tenor de las certificaciones de casi cincuenta justicias de otros tantos pueblos-, mientras que otros hacían precisamente lo contrario. Y no solamente eso, sino que en ocasiones impide que se siga despojando y "robando" a los sufridos habitantes de los pueblos. Es posible además -según el propio don Tomás- que influyese también una cierta tirantez entre él y algunos oficiales a su mando azuzada parece ser por Don Carlos España, Conde de España y Comandante general de la división española unida al Ejército Británico de Wellington. Sea como fuere, lo cierto es que a finales de 1811 se forman dos Regimientos de Caballería. Ocurrió en Lumbrales. Así lo certifican sus alcaldes y justicias en 1817:

...Don Tomás García fue despojado escandalosamente en esta villa del mando de su legión por el Comandante don Carlos de España...

Uno de ellos llevará el nombre de Primer Regimiento de Lanceros de Castilla y estará al mando de don Julián Sánchez “el Charro”. Se forma íntegramente con los hombres pertenecientes a su partida. En el otro, que se denominará Segundo Regimiento de Lanceros de Castilla, se integrarán la Legión de Castilla de don Tomás García Vicente, otro cuerpo franco denominado “Escuadrón de las Cortes” y las tropas sobrantes del Primero de Lanceros. Su primer coronel fue Don José Martín, un ayudante de don Julián, aunque muy pronto el mando recayó en un hermano de don Carlos España, don María Andrés de España, que llevaría el título de Marqués de España. Estos dos hermanos, a pesar de lo que pueda parecer por su apellido, eran en realidad franceses, que vinieron a nuestro país a consecuencia de la Revolución Francesa. Don Tomás no se integró aunque parece ser que don Carlos España le ofreció otro puesto:

… dice el Sr. España que en cuanto a la conducta política de García nada tiene que decir. En consecencia lo tendrá por la militar y en tal caso es extraño que le nombrase comandante de la columna de granaderos de Castilla como le nombró, que no quiso admitir,..

Así pues, don Tomás García se quedó sin legión y sin mando, por lo que se desplazó hacia Cádiz, donde estaba situada la Junta Gubernativa del Reino y la Regencia en busca de destino. Allí estuvo dos años sin que se le diese una satisfacción por perder la legión que había levantado con su propio dinero ni se le encomendase tarea alguna. Es precisamente en la capital gaditana donde hace público su primer escrito “Representación hecha a la Regencia sobre las ocurrencias de Castilla” en el que denuncia las prácticas esquilmadoras y abusivas de algunas partidas guerrilleras en Castilla y que junto con algunos documentos que presentó al Congreso de la Nación, vuelve a publicar en Madrid en 1843, cuando ya el rey Fernando VII le había reconocido sus servicios con efectos retroactivos:

... y solo en el Rey y en el Consejo de Castilla encontré justicia y protección. En el Rey, porque me premia los servicios que hice en Madrid hasta el 24 de abril de 1810, en que me correspondió el grado de Brigadier, que le pedí y me declaró desde aquella fecha...

Así pues, podríamos decir aquello de ¡mas vale tarde que nunca! . Falleció don Tomás Garcia Vicente en su pueblo natal, el día 17 de Diciembre de 1847.

¡Ójala estas páginas sirvan para reivindicar su memoria ante los españoles y sobre todo ante los salmantinos, entre los que, desgraciadamente hasta ahora, era un perfecto desconocido. ¡Viva, pues, don Tomás! ¡Viva “El Charro II”!

12 de marzo de 2011

Thiebault y don Julián


Hace unos cuantos días, os deje caer, como el que no quiere la cosa, que nuestro héroe más famoso,.... ¡quizás no lo fuese tanto! Me refiero a lo de héroe, porque famoso sí que lo es, ¡de eso no hay duda!

Vaya por delante que no quiero echar por tierra el papel desarrollado por don Julián Sánchez "El Charro" en el transcurso de la Guerra de Independencia. La mayor parte de sus acciones fueron verdaderamente meritorias, valientes y arriesgadas y el hecho de que el "mandamás" del ejército expedicionario inglés, el duque de Wellington, le tuviese especial "cariño" indica evidentemente que era persona de fiar, por lo menos en cuestiones militares. Mis dudas surjen de su forma de actuar en lo que respecta a los sufridos habitantes de la provincia salmantina. Ahí hay puntos oscuros, según los relatos y documentos que aporta otro guerrillero salmantino, prácticamente desconocido para el gran público. Pero eso lo veremos otro día.

Hoy quiero centrarme en otro punto "gris" de su vida. Sus posibles negociaciones con el general francés Thiebault con vistas a pasarse con armas, bagaje y hombres al bando contrario. Y es que las memorias del que en aquel tiempo era Gobernador del territorio formado por las provincias de Toro, Zamora, Salamanca, Ciudad Rodrigo y Almeida no dejan lugar a duda.

Cuando hace un par de años me dediqué a investigar diversas cuestiones de la Guerra de Independencia relacionados con nuestra provincia ¡saltó la sorpresa! Por lo menos, para mi. La verdad es que solo tenemos la versión de Thiebault y que desconocemos lo que nos hubiese dicho don Julián acerca de esta cuestión. Así que no podemos darle al general francés una credibilidad del cien por cien, sabiendo además que en algunos otros pasajes de sus memorias, hay evidentes "errores". Pienso, sin embargo,... ¡que algo tuvo que haber!, aunque quizás no tanto como da a entender Thiebaults. Asi pues, nos queda -por lo menos para mi- una pequeña sombra de duda.

Y es que las expectativas de las guerrillas en Salamanca en el invierno de 1810-1811, a pesar de sus continuas acciones contra las lineas de comunicación francesa, no era muy halagüeñas. El ejército de Massena se había internado en Portugal en persecución de los anglo-portugueses que se atrincheraron en Torres Vedras y allí resistieron los embates de los franceses, hasta que a estos les empezaron a fallar los suministros, al cortarse sus lineas de aprovisionamiento con España. Las guerrillas españolas eran en parte culpables de este contratiempo, pero en sus filas empezó a cundir un poco el desánimo y la falta de confianza. No veían muchas perspectivas de éxito. Y si a eso añadimos una gran acción contraguerrillera llevada a cabo por Thiebault....

Destacamentos, escuadrones y batallones de marcha, reunidos en Salamanca para reforzar al mariscal Massena, se encontraban abarrotando la ciudad, esperando órdenes que no llegaban, y yo me encontré, por tanto, en condiciones de manejar más de diez y ocho mil hombres de infantería y cerca de mil setecientos caballos. Reflexionaba sobre cómo utilizarlos y el único modo que se me ocurría era emplearlos contra don Julián, que se encontraba precisamente a nuestras puertas.
.........

Diez columnas de infantería de mil hombres cada una salieron de Salamanca de Ledesma y de Alba de Tormes. Cuatro mil hombres partieron la víspera con el pretexto de reforzar las guarniciones de Ciudad Rodrigo y Almeida y habiendo pernoctado en Matilla, se dividieron bruscamente en cuatro columnas actuando de acuerdo con las otras diez. Según las ordenes e itinerarios, remitidos a los jefes de cada una de esas columnas y al coronel Lavigne (creo), que estaba al mando de todas, a fin de poder modificar sus marchas y en caso de necesidad reunirse unas con otras. Dos de ellas recorrieron el río Tormes, una hacia el este y otra hacia el oeste, destrozaron y quemaron todas las barcas y tomaron y guardaron todos los puentes, mientras que las otras doce se lanzaron hacia las zonas montañosas y boscosas que se encuentran entre los ríos Tormes y Águeda, acorralaron en todos los sentidos a las bandas dispersas de don Julián, a las cuales los bosques servían de refugio, y las forzaron a salir a la llanura, donde nueve columnas de caballería, bajo las órdenes del general Fournier, las desbarataron. Dos de estas bandas, sorprendidas en los pueblos que ocupaban fueron destruidas; las otras sufrieron más o menos, y sus perdidas así como su temor fueron tales que cerca de dos mil hombres se sometieron, abandonado a don Julián que había tenido otras mil doscientas bajas, entre muertos y heridos y cuyas fuerzas se encontraban reducidas a tres mil hombres, fuertemente quebrantados.

Poco después, comienzan los contactos entre Thiebault y don Julián. Copio a continuación la traducción que he realizado de lo escrito en el volumen cuarto de las "Memorias del Barón Thiebault" :

Si bien esto fue un éxito sin precedente contra las guerrillas, no era más que la primera parte de mi plan. Y, en efecto…..

Uno de los emisarios que el prefecto me había proporcionado, un hombre inteligente, se le acercó y le dijo: "Ayer estuve hablando con con el gobernador"; y le informó de que en la conversación yo había expresado el pesar que sentía de que un hombre del valor de don Julián, con una capacidad tal y un coraje tan noble, consintiese en servir a una causa tan deplorable y a aumentar las desdichas de su país cuando podía poderosamente contribuir a terminar con ellas. Todo el mundo le reconocería los méritos por ello y el gobernador más que nadie. A continuación, mi hombre añadió: "Por tanto, si usted desea unirse a una causa que solo puede hacer la dicha de España y abandonar un partido en el cual no será usted considerado más que como jefe de sus guerrilleros, si usted quiere, en fin, un papel digno y gozar de la dicha de poder todavía dar un gran ejemplo, el gobernador os nombraría mariscal de campo -estaba convenido así con el ministro de la Guerra- , pondría bajo sus órdenes un cuerpo regular de seis mil hombres, infantería y caballería. Sólo habría en estas provincias el número de tropas francesas necesario para las guarniciones de ciudades y postas y usted se encargaría de la ejecución de las órdenes que se darían a los pueblos y villas, lo que, en estas provincias, haría de usted la segunda persona con más poder"

La propuesta le asombró, las ofertas le halagaban… Lo que se le dijo de mi estima por su persona le emocionó; lo que el sabía de mi carácter, de mi conducta, la manera con la que yo trataba a los españoles aumentó más su confianza; en fin, quebrantado además por la terrible lección que acababa de recibir, entró en negociaciones con el prefecto, persona muy capaz de llevar a buen puerto esta importante cuestión.

Las conversaciones entre don Julián y yo no se interrumpieron; sin embargo, como había necesariamente numerosas cosas a discutir y como además don Julián necesitaba tiempo para convencer a sus principales oficiales, .... transcurrieron varias semanas. Por fin, nos pusimos de acuerdo sobre todas las cuestiones; don Julián había conseguido asegurarse el respaldo de casi todos sus partidarios, el convenio estaba redactado, y no quedaban más que tres días para la reunión de todos los que debían firmarlo con nosotros.

¡Tres días! Tres dias faltaron, según Thiebault, para que el Charro hubiese pasado de héroe a villano. Parece ser que estaba preparada también toda la parafernalia de este tipo de acuerdos. Thiebault pasaría revista a las tropas de don Julián y entraría a la cabeza de ellas en la ciudad de Salamanca, donde se celebraría un solemne Te Deum de acción de gracias, etc, etc, ...

La suerte se alió con don Julián y el bando español. En esos tres días, se comenzaron a recibir noticias de la retirada del ejército francés que estaba en Portugal, y que venía siendo perseguido por los angloportugueses. Las derrotadas y maltrechas tropas comenzaron a entrar en territorio salmantino y la moral y las expectativas cambiaron. ¡Pasarse del lado francés era apostar por caballo perdedor! Así que, Thiebault se quedó compuesto y sin don Julián y sus guerrilleros.

¿Qué hay de verdad en toda esta cuestión? ¿Es pura elucubración de Thiebault? ¿Hubo de verdad algún contacto? Son preguntas sin respuesta. Thiebault afirma que todo esto se llevó tan en secreto que casi nadie estaba al tanto de ello. En aquellos días, la duquesa de Abrantes, esposa del general Junot, y que había dado a luz a su hijo Alfred en Ciudad Rodrigo, estaba viviendo en Salamanca y Thiebault afirma que ella si que estaba al tanto de este tema. Y efectivamente, en el tomo XIII de las Memorias de la duquesa, ésta recoge también las presuntas negociaciones transcribiendo literalmente unas notas que le había pasado Thiebault a la hora de escribir las memorias. Es, por tanto la misma versión y la misma fuente.

Nos queda por tanto la duda de si existieron esas negociaciones o no y en caso de que existiesen, hasta donde llegaron. De todas las formas, el posterior desarrollo de la Guerra pondría de manifiesto las extraordinarias cualidades militares de don Julián al mando de los "Lanceros de Castilla" luchando codo a codo con los ingleses de Wellington y siendo el azote permanente de los gabachos.

General Thiebault

.

11 de marzo de 2011

Campesino con alforjas


Grabado de un campesino, publicado en la revista Hispania en el año 1899. Posiblemente vaya camino del mercado. Ataviado con capa y sombrero y con una magnífica "cachiporra" por bastón, lleva las típicas alforjas sobre el hombro izquierdo y una cesta de mimbre llena de productos hortícolas. Todavía en mis tiempos de estudiante en Ciudad Rodrigo era frecuente verlos de esta guisa los martes en el mercado de la Plaza del Buen Alcalde.


Por cierto, según una publicación de 1795, Villavieja era uno de los lugares del corregimiento de Ciudad Rodrigo donde existían telares dedicados entre otras cosas a la fabricación de alforjas:

En Villavieja se fabrican paños, costales y alforjas. De lo primero unas ochocientas varas, de lo segundo ciento y de lo tercero cien pares; y sus telares son cuatro.

Memorias políticas y económicas sobre los frutos,
comercio, fábricas y minas de España :
con inclusión de los reales decretos, ordenes,
cedulas... : [Salamanca] (Tomo XXXV)

Terminaremos poniendo la definición de la palabra "Alforja" según el Diccionario de la R.A.E.

Especie de talega abierta por el centro y cerrada por sus extremos, los cuales forman dos bolsas grandes y ordinariamente cuadradas, donde, repartiendo el peso para mayor comodidad, se guardan algunas cosas que han de llevarse de una parte a otra

.

10 de marzo de 2011

La vega de Ciudad Rodrigo


Imagen de parte de la vega del río Águeda en Ciudad Rodrigo con la muralla en su primer plano. Corresponde éste al tramo más estrecho del adarve mirobrigense comprendido entre la Puerta de Santiago y la Batería.

9 de marzo de 2011

Palacio de Monterrey


Fotografía de J. Borrell, publicada en "La Esfera" del 7 de marzo de 1914.



El Palacio de Monterrey es uno de los máximos exponentes del estilo artístico plateresco en España. Edificado por el Conde III de Monterrey, y que actualmente está en posesión de la Casa de Alba. Fue declarado Monumento Nacional, equivalente al actual término BIC con categoría de Monumento, el 6 de mayo de 1929.

.

8 de marzo de 2011

Un roble especial

Resulta llamativa y curiosa la estructura de este roble de la Dehesa Boyal de Villavieja. Con forma de copa o cáliz... Es una foto de archivo, posiblemente del sábado 15 de diciembre de 2007, cerca del camino que se dirige hacia la zona del Cortadero en el río Yeltes. Ignoro su estado actual, pero ya entonces algunas ramas presagiaban un final no muy lejano....
Nota.- Pues continúa más o menos igual, según he podido comprobar el pasado sábado 12 de febrero.


.

7 de marzo de 2011

Escuela provista

Noticia publicada el 23 de Septiembre de 1913 el el periódico provincial "El Salmantino" acerca del nombramiento de maestra titular de la escuela pública de Villavieja de Yeltes:

Por fin, y después de unos cuantos años de interinidades, ha sido provista en propiedad esta escuela de niñas, habiendo venido a tomar posesión el día 15 la señorita doña Remedios Sánchez, maestra que era de Guisando (Avila).

Tiempo era ya, porque el pueblo estaba muy cansado de tanto trasiego de maestras y a pesar del celo y competencia que han demostrado las interinas, ansiaba que de una vez se resolviese situación tan anómala. Por ello, y por las buenas referencias que de ella hay, ha sido bien recibida, y es de esperar que no solo no se defraudarán las esperanzas que su nombramiento ha producido en el pueblo, sino que pasado algún tiempo, cuando éste conozca su labor, pueda darse la enhorabuena por haber cabido en suerte una profesora que, unida y coadyuvando al esfuerzo que realizan sus compañeras de las escuelas particulares, consiga elevar el nivel intelectual y moral de núestras niñas hasta el grado que  necesitan. Nos consta que es ardua la tarea, pero la intentará, según creemos, y por ello, al par que la bienvenida, enviámosle nuestra felicitación más sincera.
...

El Salmantino: periódico semanal

1913 septiembre 23