30 de noviembre de 2011

Peras

El peral común (Pyrus communis) es otro de nuestros conocidos frutales, que prospera bastante bien en climas templados y algo húmedos. Suele resistir bastante mejor el frío que el calor, por lo que en climas extremos con altas temperaturas, tal y como sucede a veces en nuestra zona en verano, el fruto, es decir la pera, no suele prosperar muy bien. Y eso es lo que le pasó a las peras que véis en las fotografías adjuntas. A mediados de julio presentaban un aspecto inmejorable. Quince días más tarde y tras una agobiante ola de calor, las peras estaban en el suelo sin llegar a haber madurado.



29 de noviembre de 2011

Apañando aceitunas

Otro poema de don Matías García Miguel, el cura-poeta natural de San Felices de los Gallegos. En el nos narra la recogida de la aceituna, que en estas tierras se realizaba generalmente en el mes de Diciembre.

En el mes de diciembre
voy por las tardes
a pasear un rato
los olivares,
pues ver me gusta
a la gente apañando
las aceitunas.
Por las agrias laderas
que baña el río
se extiende el verde monte
de los olivos.
Tiene un encanto
que no me canso nunca
de contemplarlos.
Van las aceituneras
durante el día
a ganar dos reales
por la fatiga
de ir recogiendo
el fruto que los hombres
le van cayendo
Con penoso trabajo
llenan las cestas
andando siempre a gatas
sobre la tierra,
y en los costales
las vacían, y vuelven
a sus afanes.
Como en los olivares
se siente frío
y los pies y las manos
se quedan rígidos,
es necesario
encender las hogueras
y calentarlos.
Cuando llega la hora
del mediodía
se acomoda la gente
de la cuadrilla
junto a la hoguera
a comer el pedazo
de pan que llevan.

"Apañando aceituna
se hacen las bodas;
el que no va a aceituna
no se enamora."
Estos cantares
alegran todo el día
los olivares.

Las jóvenes sintiendo
dulces transportes
se cuentan las historias
de sus amores,
y los mancebos
deleitan a las jóvenes
con sus requiebros.
Al extinguirse el rayo
del sol poniente,
subiendo poco a poco
por la pendiente
van las cuadrillas
entonando romances
y seguidillas.
"De aceituna venimos,
venimos tarde;
la Virgen del Rosario
nos acompañe",
Estos acentos
canta por la aceituna
Barba de Puerco.
Acostumbran la tarde
que se termina
traer del monte un verde
ramo de oliva
y por las calles
del pueblo lo pasean
entre cantares.
En la noche hacen baile
y se celebra
el fin de la aceituna
como una fiesta.
Mozos y mozas
alegres se solazan
hasta la aurora...

28 de noviembre de 2011

Adelfas

Ya en otra ocasión he escrito algo sobre las adelfas, un conjunto de plantas muy vistosas y ornamentales pero, como se suele decir coloquialmente, con la "cáscara amarga" ya que segregan unos sustancias (alcaloides) altamente venenosos que interactúan con el corazón. Resultan bellas, no obstante, sobre todo cuando aparecen mezcladas con otro tipo de plantas. A continuación tenéis una adelfa con la coloración típica y más normal, que contrasta intensamente con el azulado del cielo


27 de noviembre de 2011

Charra

En la fotografía, conservada en el Museo Cerralbo, podemos ver a doña Inocencia Serrano y Cerver, esposa de don Enrique Aguilera y Gamboa, marqués de Cerralbo, que aparte de la relación existente entre el marquesado de Cerralbo y la provincia de Salamanca, fue diputado por esta circunscripción en 1872.

26 de noviembre de 2011

Ciruelas

Uno de los primeros frutos veraniegos en cosecharse en nuestra comarca lo constituyen las ciruelas, en sus diversas variedades. Aquí tenéis a un árbol con las típicas ciruelas de color rojizo aún en periodo de maduración. Era el 13 de Julio del presente año 2011.

25 de noviembre de 2011

¡Subsistencia!


Por la Guardia civil del puesto de Villavieja han sido denunciados al alcalde los vecinos Juan Martín, Celedonio García, Juan Prada, Juan José Blanco, Augusto García y Juan Franco por cortar encinas en montes de la Hacienda.
Avante de Ciudad Rodrigo, 21 de Enero de 1911

Seis hombres que presumiblemente serían multados. A pesar de que la noticia dice "cortar encinas" lo más probable es que se refiriese a "cortar ramas de encinas", es decir, o "desmochar" u "olivar". En cualquier caso, el Código Penal reformado de 1870 vigente establecía que ...

Art. 617. Los que cortaren árboles en heredad ajena, causando daño que no exceda de 50 pesetas, serán castigados con la multa del duplo al cuádruplo del daño causado, y si éste no consistiere en cortar árboles, sino en talar ramaje ó leña, la multa se entenderá del tanto al duplo del daño causado.

Si el dañador comprendido en este artículo sustrajere ó utilizare los frutos ú objetos del daño causado, y el valor de éste no excediere de 10 pesetas, ó 20 siendo de semillas alimenticias, frutos ó leñas, sufrirá la pena de cinco a quince dias de arresto.
¡Eran años difíciles! Posiblemente esas personas arrestadas recogían leña por pura necesidad y no con ánimo de lucro. ¡Cuestión de subsistencia!
.

24 de noviembre de 2011

Verano florido

Dependiendo de como se haya presentado la primavera de lluviosa o no, podemos entrar en la estación veraniega con el campo aún cubierto de flores y plantas verdes o casi agostado. El año 2008 fue uno de los primeros y así lo podemos apreciar en esta fgotografía de finales del mes de Junio en la Antanilla. Para los lozanos caballos había pasto abundante. Destacan también las plantas denominadas "zumillos" (Thapsia villosa) cuajadas ya de frutos alados. Por cierto, la  raíz de esta planta es  muy tóxica y en algunos lugares se ha utilizado para para impregnar las aguas y pescar fraudulentamente, atolondrando a los peces para capturarlos con facilidad.


23 de noviembre de 2011

Las fiestas de Fuenteliante

Las fiestas de Fuenteliante son, entre otras varias, de las primeras en celebrarse en nuestra comarca entrado el mes de septiembre. Últimamente solían superponerse con las de Bañobárez, motivo por el cual suelen, unos u otros, atrasarlas o adelantarlas según convenga. Vamos a transcribir hoy el relato de las celebradas en Fuenteliante en el año 1921, año en la que las tropas españolas estaban viviendo un verdadero "via crucis" en el avispero del norte de África.


Con bastante menos afluencia de forasteros que años anteriores, se han celebrado en este puebio las fiestas en honor de Nuestra Señora de Francia. Las corridas celebradas, en su generalidad, resultaron aburridas, pues ni el ganado dió el juego que era de esperar, ni los aficionados, Salvador, Puerto Rico y Fatigas, hicieron cosa alguna de mención.
En la última corrida verificada, fué donde lo pasamos menos aburrido, merced a los aficionajos de este pueblo, Cúchares, Angel, Domingo, Isidro y Daniel, quienes dieron nota de verdaderos aficionados, haciendo suertes de todas las marcas. El primero y el segundo pusieron unos pares de banderillas magistrales, y los dos últimos, unas verónicas, propiedad de la casa, con saltos de garrocha que, tanto el uno como el otro, midieron el largor del suelo de la plaza que fué una preciosidad. Con ellos alternó José Hernández, de Barruecopardo, el cual, de cuatro veces que se abrió de capa, dió tres con el santo suelo.
La nota simpática de la fiesta la dieron las jóvenes del pueblo, estas muchachas patrióticas, españoias de pura cepa, dejando a un lado el jolgorio propio de esos días, y tendiendo la vista a los sucesos lóbregos de Africa, concibieron la idea de celebrar la fiesta de la Bandera para allegar recursos a los heridos de Melilla, y lanzadas a la calle y provistas de un sin número de banderitas con los colores nacionales, pegando sablazos de bolsillo a cuantos encontraban a su paso; fué un día de emoción.
A los pocos momentos, no había ni una sola persona que en su pecho no ostentara el emblema de la Patria. Yo os felicito a todas desde estas columnas de EL ADELANTO, y os deseo que, como hasta aquí, conservéis ese corazón propio de la mujer española.
Entre los forasteros que concurrieron a la fiesta, recuerdo haber visto a don Bienvenido Moreno, culto abogado de San Felices de los Gallegos; don Virgilio Hernández y D Antonio Alaejos, farmacéuticos de Bogajo y Bañobárez; al ganadero D. Ignacio Rodríguez, de Vitigudino, y al propietario del mismo punto, D. Angel Sánchez; don Angel Vicente, propietario de Gema; D. Juan José García, de Bañobárez; D. Joaquín Garriga y D. Pedro H. de la Torre, de Ciudad Rodrigo; don Francisco Fuentes, de Cerralbo, y otros varios que me es imposible recordar.
El corresponsal.
El Adelanto, 20 de septiembre de 1921

Recordarán nuestros lectores que unos años antes con motivo de estas fiestas se organizó lo que luego se dió en llamar "motín de Fuenteliante" y del que ya hemos hablado en estas mismas páginas. http://tierracharra.blogspot.com/2011/09/el-motin-de-fuenteliante.html
.

22 de noviembre de 2011

Niebla de vapor

Dicen los entendidos en la materia que existen diversos tipos de niebla, dependiendo de las circunstancias en que ésta se produce. Es típico encontrarse con ella algunas mañanas de verano saliendo cual si fuese "humo" de la superficie del agua de los ríos. Se da cuando una corriente de aire frío pasa sobre aguas más templadas. Aquí tenéis un par de fotografías en el que se aprecia este fenómeno. Las tomé hace ya más de tres años en la presa del Pisón en el Río Yeltes, aguas abajo del puente de hierro.



21 de noviembre de 2011

Un jovencísimo carterista ...

La prensa de hace cien años daba cuenta de la detención de un joven "carterista" que tenía como campo de operaciones, suponemos que temporalmente, el tren de Salamanca a la frontera portuguesa.

Por la guardia civil del puesto de Castro-Enriquez ha sido detenido Manuel Fernández Rodríguez de 19 años de edad, soltero y natural de Oviedo, por haber sustraido dos relojes a dos obreros que se hallaban trabajando en la via ferrea de Salamanca a la frontera portuguesa, entre las estaciones de Villares de Yeltes y Villavieja. Dicho individuo fue puesto a disposición del señor juez municipal del pueblo de Muñoz.

El Salmantino, jueves 10 de agosto de 1911

20 de noviembre de 2011

Esquistos y Pizarras

Fotografía tomada el día 1 de Julio de 2008. Al fondo observamos el puente de hierro (tipo Eiffel) construido a finales del siglo XIX para que el ferrocarril pudiera salvar el cauce del río Yeltes. En primer término podemos ver unos estratos puntiagudos de esquistos y pizarras que tienen sus correspondientes simétricos en la otra orilla del río, lo cual nos parece indicar la existencia de un antiquísimo pliegue anticlinal que la erosión del Yeltes se ha encargado de rebajar. La zona resulta ideal para hacer senderismo. En estas laderas del valle y en el agua embalsada por las presas del Pisón y del Rubio es posible observar diversos ejemplares de fauna no muy frecuentes en los últimos años por estos lares: halcón peregrino, nutria, martín pescador, fochas, patos, ....

19 de noviembre de 2011

Manos de jardinera

La entrada de hoy va dedicada especialmente a todas aquellas personas que de una forma u otra dedican gran parte de su tiempo a la jardinería. Debido al excelente buen hacer de sus manos, podemos disfrutar de una gran variedad de plantas y flores. Acompañamos las imágenes de rosas de nuestro jardín con este bello poema del escritor Andrés Trapiello, tomada de la página web: http://www.andrestrapiello.com/index.php?/bibliografia/textos-escogidos/

MANOS DE JARDINERA

Te avergüenzas de ellas
y ellas mismas no saben esconderse,
como esa muchacha que en el baile
procura no ser vista y evitar
con ello, y evitarse, un desengaño.
Prímulas y petunias, primaveras,
verbenas y jazmines,
y sobre todo rosas, toda clase
de rosas, amarillas, rojas, blancas,
rosas rosas, de porcelana y seda,
perfumadas y graves, se cobraron
en ellas su tributo: ya no son
manos de señorita. Cuando nos dejes
y vayas a reunirte con las raíces,
te reconocerán en esa poca
tierra que te quedaba entre las uñas
y que nunca se iba, por más que las lavabas,
volviéndote más tímida y misántropa.
Qué fiesta van a hacerte, coronando
tu frente con guirnaldas,
ciñendo tu cintura con las mejores flores
y en los labios besándote con menta.

Andrés Trapiello

.

18 de noviembre de 2011

Atardecer

Imagen del atardecer del día 11 de Octubre de 2011. Vemos cerca del horizonte, una neblina que se torna rojiza con la luz crepuscular en la que destaca la luna ya casi llena


17 de noviembre de 2011

Elecciones municipales

Hace ahora unos cien años se desarrollaron unas elecciones municipales que fueron de lo más reñidas que se puede uno imaginar. Por lo menos en determinadas zonas rurales. Como la nuestra. Y que se saldó con la victoria de unos de los contendientes por tan solo "dos" (2) votos. A pesar de la escasa diferencia se aceptó el resultado, digamos que con resignación .... En otros pueblos no pasó lo mismo. Hubo tiros, garrotazos, detenidos, .... (Véase: http://tierracharra.blogspot.com/2011/09/sangrienta-reyerta.html)
Dentro de unos días tendremos en nuestro país elecciones generales. Afortunadamente los tiempos han cambiado una barbaridad y ya no se suelen cometer esos incidentes tan graves como los ocurridos en Bañobárez hace justo cien años. Pero vamos a leer lo que nos cuenta el corresponsal de El Adelanto de lo referente a Villavieja.
No es este de los pueblos en que pueda tener aplicación el bien pensado artículo 29 de la ley electoral, lo cual quiere decir que el domingo pasado hubo elección, y elección reñida como pocas, pero que una vez más le acreditó de cuerdo y de sensato, como es fama ya de él en otras ocasiones. Agrada en medio de todo, que no obstante los sinsabores, rencillas y disgustos que acarrean á las personas amantes de la paz, estas que yo llamaría convulsiones y espasmos de los pueblos, no haya que lamentar agresiones ni contiendas fuertes, y esto es lo que ha ocurrido siempre aquí. Hubo el domingo, según se oye, sus incidentillos, como los habrá en todas partes, y siempre cuando los ánimos se caldeen; pero nada que pudiera asemejarse a una alteración del orden público, ni tampoco a ataques personales. Y esto, después de todo, honra a las gentes de uno y otro bando que si bien trabajaron con ardor para llegar al resultado de que el triunfo lo alcanzasen por dos solos votos, con todo han sabido contenerse y dar un mentís a quien auguraba sucesos como los ocurridos ha poco en Bañobárez y dicho día en Sepulcro Hilario. Mi enhorabuena a todos por esto, y el encargo ahora a los elegidos de que sepan olvidar, cuando convenga, su procedencia, para sólo pensar en la tranquilidad y recta administración que tanto necesita este como todos los pueblos.

El Adelanto, 18 de noviembre de 1911

16 de noviembre de 2011

Banco de niebla

No es infrecuente que algún día del verano amanezca en nuestra comarca con niebla. Os presento hoy una fotografía tomada a finales del mes de julio del año 2008, en la que se aprecia un potentísimo banco de niebla estacionado sobre el valle del río Yeltes. La imagen está tomada en la zona del Barrero, cerca de la carretera que conduce desde Villavieja a Villares de Yeltes.

15 de noviembre de 2011

Desde Cabrillas

A comienzos del siglo XX, el esfuerzo de algunas personas por elevar el nivel de educación en el mundo rural fue altamente meritorio. En algunos pueblos, el dinamismo de una o dos personas bastaban para ponerlo "en órbita". Es el caso, parece ser, de Cabrillas. Entre el maestro y el secretario sacaron al pueblo de su anquilosamiento. Si es verdad que, según la crónica de "El Adelanto" a la disertación del inspector de Educación que visitaba el pueblo asistieron 800 personas....


Cabrillas es uno de los pueblos de esta provincia que tiende al progreso. Hubo un tiempo en que, bien por rivalidades políticas ó por, egoísmos caciquiles, si el nombre de esta hermosa villa aparecía en la prensa, servía sólo de ridículo y menosprecio ante los pueblos que se precian de cultos y educados; pero hoy Cabrillas quiere progresar, quiere ser pueblo modelo, quiere que sus hijos sean útiles a la sociedad. Quizá se deba este cambio al cansancio, al desengaño y a los grandes desembolsos de los vecinos; acaso, al celo desplegado por las autoridades y funcionarios. Lo que sí podemos asegurar, es que los dos factores principales de ésta hermosa obra, son: el maestro y el secretario. Don Miguel Polo Valverde, profesor de primera enseñanza, vino a esta villa el año de 1902, y con su trabajo en la escuela, y con su buen ejemplo en todas partes, ha despertado a Cabrillas del letargo en que yacía. Don Leoncio García Hernández, secretario del Ayuntamiento, se ha esforzado cuanto ha podido para atraer a los disidentes, y ha visto coronada su obra. Todos los vecinos, al ver la buena marcha de la administración municipal, dieron poderes a dicho señor para que en las dos últimas elecciones municipales, designara él los individuos que habían de desempeñar los distintos cargos concejiles. Que esta villa ha sido regenerada, se ha demostrado hace unos días, el 13 del actual, al visitar estas escuelas el celoso y digno inspector de primera enseñanza de esta zona de .Sequeros, don Eulalio Escudero Esteban. Cabrillas, antes indiferente a todo lo que significase instrucción, respondió al llamamiento hecho por dicho señor, y acudió a la escuela de niños, a las siete de la noche, donde escuchó sabias y provechosas doctrinas para la mejor educación de sus hijos. El profesor don Miguel Polo Valverde hizo la presentación del orador, y éste, en brillantísimos párrafos, desarrolló el tema Educación integral. Con su hermoso discurso cautivó la atención del numeroso auditorio (800 personas), que satis fecho le interrumpía con aplausos a cada momento. A l terminar, fue felicitado efusivamente por las autoridades y funcionarios.

El Adelanto, 18 de noviembre de 1911

14 de noviembre de 2011

Sondeo y Brezosa

Fotografía de mediados del mes de Julio del año 2008. En primer término una máquina de la entonces empresa "Minera del río Alagón" (hoy día Berkeley Minera) haciendo un sondeo de uranio en la denominada Zona 7 próxima a la carretera de Villares.  Al fondo y a la izquierda el Alto de la Brezosa con dos de las torres de telefonía móvil instaladas en su cumbre. Los primeros rayos del naciente sol iluminan ya la parte alta de las mismas. El pueblo de Villavieja queda justo a la izquierda de la foto en el valle.

13 de noviembre de 2011

La mantilla de rocador


Fotografía de José Ortiz Echagüe expuesta en el Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico del Museo del Traje, en la que podemos ver a una Charra de Aldeadávila de la Ribera ataviada con mantilla de rocador y en actitud orante (posiblemente en alguna de las celebraciones religiosas de la Semana Santa).  A este respecto, complementamos esta entrada con un pequeño texto del escritor salmantino Ventura Ruiz Aguilera:

La gente del pueblo, ataviada con sus mejores trajes, acudía también a los templos, viéndose pintorescamente confundidos con las cruces verdes y rojas de los caballeros de Calatrava, de Alcántara y de Santiago, el morrión del artillero, el tricornio del alumno de Minerva, la capucha del franciscano, el dengue de la charra, la anguarina del campesino de la provincia, y la elegante mantilla de rocador, que las artesanas usan de muchos años atrás; mantilla casi toda de terciopelo, que, ahuecándose, descansa muellemente sobre los hombros. La artesana salmantina, con su mantilla de rocador, que tan bien sienta a su cutis, por lo regular blanco y rosa; su gran pañuelo de crespón ó de percal, graciosamente atado a la cintura, con las puntas formando caídas; su vestido, con frecuencia del mismo corte y tela que los de las señoras, y guante ajustado, tiene un aire distinguido, que a veces sería difícil encontrar aún en clases más altas de otras provincias...

Ventura Ruiz Aguilera
A MORO MUERTO, GRAN LANZADA.
PROVERBIOS EJEMPLARES,

12 de noviembre de 2011

La Dehesilla

Tres fotografías primaverales -ahora que estamos en pleno otoño- de este precioso paraje de nuestro pueblo que deberíamos intentar llamar por su correcto nombre: "La Dehesilla". Es frecuente en nuestro pueblo y otros de la misma zona intercambiar algunas sílabas de determinadas palabras. Una de ellas es la palabra "dehesa" que mucha gente transforma en "hedesa". Probablemente esa es la causa de llamarla "La hedesilla" y de ahí se ha pasado a "Aidesilla". Respeto todas las opiniones al respecto, pero para mi, siempre será "La Dehesilla".




.

11 de noviembre de 2011

Día del árbol en Villavieja

Hace unos meses nos hacíamos eco en este blog de una celebración del "Día del Árbol" en Lumbrales en abril de 1911. Hoy volvemos sobre el tema. En este caso en Villavieja en el mismo mes y año. El relato lo hace el corresponsal de El Adelanto en su edición del 3 de Abril:


Y vaya con el último elogio por hoy, dedicado al maestro de este pueblo, don Leopoldo Garc a Marcos. Sin alharacas y sin bombos, sin haber hecho circular la noticia por la Prensa, y sin querer dar al acto la importancia que tiene, ha hecho para sí y sus discípulos una fiesta del árbol familiar é íntima, y de la que á lo sumo daría cuenta al alcalde. Yo me sorprendí muy gratamente, y como yo, todo el vecindario, cuando vi un día á orillas del camino de la estación una estaca de acacia defendida por una empalizada. Pasé días después, y vi ya negrillos y chopos y más acacias, y supe que los niños habían arrancado las plantas en huertos y prados con permiso, y que en las tardes, al salir de la escuela y guiados por el maestro, se habían dedicado á plantarlas. Y supe más tarde que cada niño de los mayores tenía por suyo un arbolito y que iba á regarlo cuando hacía falta, á visitarlo todos los días y á resguardarlo con espinos y zarzas. ¿Arraigarán? Tal vez no todos; pero lo que sí arraiga seguramente es la lección que se ha propuesto dar el señor maestro. Yo le felicito y felicito también á los niños, haciendo votos porque la fiesta, aunque sea silenciosa como ahora, se repita en los próximos años.—El corresponsal,

¿Dónde han ido a parar esos árboles? ¿O no salió ninguno adelante?

10 de noviembre de 2011

Luna casi llena diurna


Fotografía tomada el día 8 de octubre de 2011 poco después de las siete de la tarde. La luna se encuentra en fase creciente camino de alcanzar su plenitud. Lo haría en la madrugada del día 12 de Octubre. Últimamente se está poniendo de moda el denominar a esta fase, intermedia entre cuarto creciente y luna llena, con las palabras "gibosa creciente" una expresión tomada en parte del inglés que designa a este estado como "waxing gibbous moon".


9 de noviembre de 2011

La Primera República portuguesa

La Primera República Portuguesa se desarrolló durante un periodo de dieciséis años en la Historia de Portugal, entre el final de la Monarquía constitucional y el golpe de Estado (António de Oliveira Salazar) de 1926. Comenzó con la Revolución del 5 de octubre de 1910. En España la situación se vivió con cierta preocupación.Y sobre todo en las poblaciones situadas cerca de la frontera. Ciudad Rodrigo fue una de ellas.

La república provocó importantes fracturas en la sociedad portuguesa, especialmente entre la población rural de corte monárquico, los sindicatos y la Iglesia Católica. Incluso el partido republicano se encontraba dividido. Además, las fuerzas opositoras comenzaron a hacer uso de la violencia como método para retomar el poder. Y la cosa no pintaba nada bien. En Europa, España incluida, se hablaba sin tapujos de una intervención armada. Afortunadamente no se llegó a tanto, con lo que nuestra comarca no volvería a sufrir las consecuencias de los encontronazos entre portugueses y españoles que tantos disgustos han ocasionado a los salmantinos a lo largo de la historia. Lo que sigue a continuación se publicaba en el "Avante" de Ciudad Rodrigo en febrero de 1911. Vean el tono del artículo.

Lo de Portugal
No estará demás, que también nosotros echemos un cuarto a espadas sobre este asunto, que por lo visto preocupa en la actualidad más de lo que parece a todas las potencias europeas grandes y chicas. Al fin y al cabo no sólo son vecinos nuestros, como del resto de los españoles, sino que además vivimos en el mismo barrio y apenas separa nuestra vivienda y la suya un tan débil tabique, que se pueden oir las conversaciones más reservadas, y con más razón las riñas y pelamesas. No tendría, pues, nada de particular, que por fas ó por nefas, de ese charco llegaran a nosotros, más que a nadie, las salpicaduras, como diría Maura, el hombre de las frases raras, bonitas y baratas. Hagamos, pues, también nosotros cabalas sobre tan manoseado como escabroso asunto.
Que a nuestros pobres y mal aconsejados vecinos se les ha subido la república a la cabeza y se han emborrachado de libertad, democracia y anteclericalísmo hasta el punto de que a la hora de ahora se dan de calabazadas contra las paredes y toda la calle es suya, y los dedos se les antojan huéspedes, es una verdad tan sabida, que locura sería ponerla en duda. El nuevo gobierno portugués, como chico con zapatos nuevos, no dá un paso sin su correspondiente resbalón y no es difícil preveer que el día menos pensado, después de haber comprometido malamente ante las naciones civilizadas a todo el pueblo portugués, acabará por dar un tumbo tan ridículo y vergonzoso, como vergonzosa y ridicula fué la revolución que lo entronizó. Ese día parece que está cerca y que, a mucho tirar, no será después de las elecciones próximas.
Descontada, pues, esta innegable verdad, todo el mundo se pregunta: ¿y las demás naciones, la nuestra principalmente, permanecerán impasibles y cruzadas de brazos, ante este estado de cosas anormal, violento, contrario a todos los principios de derecho internacional? Parece que no, y si hemos de creer a la prensa, que se dice bien enterada, hace tiempo está acordada, no sabemos por quien, una intervención armada de España y probablemente de Inglaterra, para poner término a ia anarquía reinante en la nueva y flamante república. Periódico hay que asegura saber qué general ha de mandar el ejército de invasión, cuantos miles de hombres lo compondrán y hasta los puntos por donde ha de verificarse la invasión, por cierto que entre esos puntos no figura para nada Ciudad Rodrigo, a pesar de tener nosotros aprendido hace mucho tiempo de labios de personas competentes, .que este es el punto obligado, lo mismo para el ataque, que para la defensa, en toda guerra con Portugal. Estaría bueno, que, si estas hipótesis tuvieran fundamento, mientras dos ejércitos españoles entraban por Galicia y por Badajoz, como indican los aludidos periódicos, se nos colaran por aquí los portugueses, cogiéndonos tan prevenidos como estamos.
Porque es el caso, que añaden también, que en algunas plazas fronterizas.de algún tiempo áesta parte, se van acumulando elementos de combate, que no pueden tener otra finalidad más que la hipotética intervención de que vamos hablando; y a la verdad por lo que toca a Ciudad Rodrigo, debe haberse hecho eso con mucho sigilo, puesto que nadie se ha enterado de ello. ¿Seríamos tan desgraciados, que ni siquiera esta pequeña ilusión se nos gozara? ¿De cuándo acá habrá perdido Ciudad Rodrigo su antigua importancia estratégica? En fin, será esto hablar de la mar pero ya que todo el mundo habla ¿por qué no hemos de hablar nosotros? Y a todo esto, ¿a qué vendrían los dos generales ingleses, que estuvieron aquí los dias pasados? Porque aquí indicaron que venían a estudiar sobre el terreno el sitio de 1812 y nosotros nos tragamos la bola como unos benditos.
Pero ahora resulta, que estuvieron también en Lisboa y en Badajoz y últimamente en Madrid, donde han sido recibidos por Don Alfonso, con quien han conferenciado largo y tendido, y no es lógico suponer que haya versado la conferencia sobre la guerra de la independencia, que venían a estudiar a España.
¿Qué será ello? El tiempo lo dirá.

Unos meses más tarde, la cosa seguía empeorando. A mediados de Julio, un escuadrón de Caballería del Regimiento "La Albuera" de guarnición en Salamanca es desplazado a la frontera. Una sección se dirige a Lumbrales y Fregeneda. Otras tres secciones a Ciudad Rodrigo.... Afortunadamente, todo quedó en "agua de borrajas"....

8 de noviembre de 2011

Atardecer

Imagen del atardecer del 11 de Octubre de 2011 tomada desde el Caño del Santo.



7 de noviembre de 2011

Sociedad de Obreros "Humanitaria Lumbralense"


En los albores del siglo XX comenzaron a proliferar las sociedades de obreros de uno y otro signo. Mientras que en algunas poblaciones, como Villavieja, uno de los motores de estas agrupaciones o sociedades fueron los partidos y sindicatos de tendencia socialista (había también una Sociedad de Socorros Mutuos que agrupaba a artesanos e industriales y que no era de esa tendencia), en otras localidades tuvieron una base progresista o liberal pero impregnada en muchos ocasiones por ideas religiosas, que se denominaron en muchos Círculos Católicos. En 1911 existía en Lumbrales una sociedad denominada "Humanitaria Lumbralense" que, a tenor de lo que vamos a transcribir posteriormente, es muy posible que correspondiese a este segundo tipo, aunque no tenemos certeza alguna de esa suposición. Fuesen lo que fueren, lo cierto es que todas ellas organizaban regularmente actos culturales, charlas, conferencias, escuelas de adultos, etc etc. Lo que sigue a continuación es la crónica de una serie de conferencias celebradas en Lumbrales en febrero de 1911. Se publicaba en el semanario "Avante" de Ciudad Rodrigo y decía así:

Las conferencias
La Junta directiva de la sociedad de obreros de esta villa denominada «Humanitaria Lumbralense», con un celo digno de elogio, ha vuelto en el presente año, a organizar una serie de conferencias en el «Teatro Artístico», que han estado animadísimas.
Fueron inauguradas por el joven letrado don Pedro Hernández Comerón, quien con oportunidad grandísima, trató de las causas que influyen en la manera de ser de los pueblos, para resistirse al cumplimiento de las leyes que tiendan a reformar las costumbres públicas, como son las vigentes ordenanzas municipales, que la autoridad local correspondiente se halla dispuesta a hacer cumplir a todos los Vecinos.
Después de definir el concepto de la palabra ley y el de la autoridad encargada de aplicarla, redujo a tres las causas que inducen a la resistencia pasiva, cuales son: la ignorancia en unos, en otros el falso concepto que se tiene de la autoridad y en los más, la falta de dignidad y amor al pueblo en que se nace y en donde se vive.
La labor del Sr. Hernández Comerón, hecha con sencilla y correcta frase y en tono familiar, fué muy aplaudida.
La segunda conferencia, dada por el joven é ilustrado coadjutor de esta parroquia D. Joaquín Román, hijo de esta localidad, versó sobre el progreso en sus diferentes aspectos.
Las grandes dotes oratorias que adornan al señor Román, los vastos conocimientos que posee, hicieron que su labor fuese un nuevo triunfo a los muchos que le esperan.
Su exordio, dedicando un saludo al obrero, fué un ramillete de brillantísimos párrafos cuajados de la más delicada poesía, que el público acogió con atronadores aplausos.
Sentimos no poder compendiar en los estrechos límites de una reseña periodística, cuánto de bueno expuso el conferenciante en el desarrollo de su tema, tanto para demostrar el ansia que siente el hombre por el progreso, cómo la diferencia que existe entre el falso y el verdadero. Adujo gran riqueza de datos históricos para comprobar que la religión católica ha sido en todos los tiempos la aurora y salvaguardia del verdadero progreso, moral, intelectual y materialmente considerado.
Tuvo el orador, momentos felicísimos de arrebatadora elocuencia, que repetidas veces interrumpió el auditorio con entusiastas aplausos. Pero al terminar, pidiendo para este su querido pueblo sirviese a todo viajero que nos visitase, como símbolo del progreso material, la estación del ferrocarril con la continua entrada y salida de los trenes y el incesante silbar de las locomotoras; como símbolo del progreso intelectual, los locales de escuelas que se proyectan construir con todas las condiciones higiénicas y pedagógicas que requieren los adelantos modernos; y por último, como símbolo del progreso moral y religioso, la esbelta cruz que se alza majestuosa sobre la soberbia torre de nuestro magnífico templo, escuchó el orador una verdadera salva de aplausos y las más entusiastas felicitaciones.
Fué el tercer conferenciante el joven farmacéutico de esta villa D. José Galván Fuentes, a quien tuvimos el gusto de oir por vez primera, siendo gratamente sorprendidos, por su notable trabajo y su calurosa elocuencia.
Trató de la higiene de los alimentos, haciendo un extenso y científico estudio de los principales elementos que constituyen aquellos y condiciones que han de tener para su alimentación humana.
La segunda parte de su discurso versó sobre la higiene de los mataderos y de los establecimientos destinados a la venta de carnes.
Trató por fin de las causas que influyen en la descomposición del agua, la leche y las carnes, medios científicos y prácticos para conocer cuando se hallan en mal estado y trastornos que pueden originar en el organismo humano.
Después de dar algunos sanos consejos sobre la desinfección de las ropas y las habitaciones, terminó pidiendo unión y confraternidad entre los obreros de la Humanitaria, escuchando calurosos aplausos.
El «Orfeón Lumbralense» amenizó estas conferencias, con escogidos números, que han sido muy aplaudidos.
Lumbrales 6 de Febrero de 1911
Chico.

6 de noviembre de 2011

Reflejos de un atardecer

Era la tarde del 11 de octubre del presente año. El sol se estaba ocultando por el horizonte. Podemos ver el reflejo de los tonos amarillentos y anaranjados a través de la ventana acristalada del velatorio.



5 de noviembre de 2011

Accidentes

Hace cien años no eran tan frecuentes como lo son en la actualidad, pero también ocurrían. En aquellos tiempos eran obviamente los carros los principales implicados en este tipo de eventos. Y algunos de ellos llegaban incluso a provocar la muerte de alguna persona. Sobre todo cuando el carro era arrastrado por un par de potentes mulas a las que, con frecuencia, se les exigía ir a más velocidad de lo aconsejable. Aquí tienen un ejemplo que ocurrió en Lumbrales y en el que uno fue al cementerio y al causante del hecho se le llevó a juicio y ... fue absuelto. Y uno, que de pequeño le tocó muchas veces montar en ellos , y a veces conducirlos (las menos), no se puede explicar como pudo ocurrir un accidente así, a menos que, .... ¡pero dejénoslo así!  Hay quien dijo no hace muchos años que la justicia era un cachondeo.  ¡Imagínense ustedes hace cien años!

Ayer se vio en la sala primera de la misma, el juicio oral procedente del Juzgado de Vitigudino, seguido contra el procesado Julián Rubio y Rubio, por el delito de supuesto homicidio. El dia 16 do Mayo, del año último, caminaba el procesado con un carro, de mulas, por la carretera que va desde Lumbrales a Fregeneda, y en la misma dirección, delante del carro, iba montado a mujeriegas, en un burro que había comprado aquel día en la feria de Lumbrales, el anciano Santiago Santano; al llegar el carro hacia el burro, se espantó éste, tiendo al suelo al Santiago, precisamente debajo de las mulas, y pasándole una de la ruedas por el vientre; a consecuencia de ello, falleció tres ó cuatro dias después. El acusador particular señor González, calificó el hecho de un delito de imprudencia temeraria por parte del Julián Rubio, derivada ésta de caminar el carro muy de prisa, sin tener en cuenta el que lo guiaba lo pendiente de la cuesta de Maripeláez. No obstante, el jurado, en conformidad con las pretensiones del fiscal señor Lasala, y el defensor señor Cobos, dictó veredicto de inculpabilidad, siendo absuelto el procesado.

El Salmantino, 31 de Marzo de 1911

4 de noviembre de 2011

Sequía

Este otoño se está caracterizando por unas altas temperaturas y una ausencia casi total de precipitaciones. Algunas "gotas" caídas a mediados de septiembre lograron reverdecer ligerísimamente el campo, pero con el paso de los días se fue nuevamente agostando. Solamente resisten ante este envite seco, algunos árboles -especialmente las encinas- y las escobas. Éstas últimas están perfectamente adaptadas a estos climas tan extremos. Y aquí las tenéis, frondosas y verdes. En la primera de las fotos podemos ver a la izquierda a una hermosa escoba rubial, que podemos apreciar con más detalle en la segunda de las imágenes.




3 de noviembre de 2011

Entre encinas...


Traemos hoy a estas páginas otro poema más, original de don Matías García Miguel (1873-1954) y perteneciente a su libro "El País Charro" (1928). La imagen de una aldea charra cualquiera y la vida cotidiana de sus habitantes es retratada en estos versos que transcribimos a continuación. Don Matías era natural de San Felices de los Gallegos y fue conocido con el sobrenombre de "el cura poeta", como se le denominaba en la zona donde desarrolló su ministerio sacerdotal (Navasfrías, Fuenteguinaldo, Ituero de Azaba,...). Firmaba también en ocasiones como "Azabeño".

Desde la Sierra,
cuando en poniente el sol declinaba,
vi las casitas y las encinas
de Aldeacharra...

Sobre una altura
vi el templo en medio de una explanada,
donde celebran las jovencitas
el ofertorio de Santa Águeda
y en la cuaresma juegan al corro
y alegres cantan...

El ancho llano
vi de la plaza,
donde los mozos en los domingos
juegan al calvo o a la palanca
y, al eco dulce del tamboril,
bailan un rato con las zagalas...

Vi el blanco albergue del señor cura
con una parra
y, entre cortinas, lanzando humo,
de los labriegos las casas pardas...

Vi los gañanes con las parejas
en la besana,
donde, incansables como trigueros,
sus populares tonadas cantan...

Ví la corriente de los arroyos,
en cuyas aguas
lavan las mozas de aquella aldea
la ropa blanca...

Los encinares
vi donde en tiempos yo paseaba,
viendo a los chicos
cortar carrascos con la destrala,
atarlos luego con un rabero
y a la costilla llevar la carga...

Y vi las huertas en cuyos fresnos
los ruiseñores en mayo cantan,
y a cuya sombra
yo descansaba
saboreando de un libro ameno
las bellas páginas...

Cuando los rayos del sol poniente
ya se ocultaban
dejé de ver en el horizonte,
con honda pena, la Iglesia santa
y las casitas y las encinas
de Aldeacharra..

Matías García Miguel
"El País Charro, poesías regionales" (1928)
.

2 de noviembre de 2011

Día de difuntos

Una vez más traemos a estas páginas un artículo de José Sánchez Rojas. Se publicó tal día como hoy en "El Adelanto" hace ahora cien años.

Tañen las campanas con tristeza, hoy día de los difuntos. La tradición venera a los muertos, y para los que no disponen de flores del recuerdo, hay flores de trapo en abundancia. A nosotros, los jóvenes -Dios me perdone la sinceridad- no nos cala alma adentro el lúgubre tañido de las campanas. Como el Tenorio, repetimos, "tan largo me lo fiáis..." y pensamos en la muerte como en una cosa dulcemente lejana.
Y es que para morir, creemos que tenemos que vivir antes. Para nosotros comienza la vida ahora. Y sin embargo, hay muchos que mueren sin haber vivido verdaderamente. Y otros que viven en apariencia, pero que están muertos por dentro. Y hay otros que murieron la vida de la carne y viven; los padres en los hijos, los santos en sus devotos, los genios en sus admiradores. Y tú, lector o lectora, dime: ¿vives solo vida de carne? ¿Te has sentido para vivir del todo, parte del todo, de lo infinito, de Dios? ¿Has muerto en parte y vives en parte? ¿Has muerto del todo o vives del todo? Con sinceridad dime: ¿no eres el espectro, la sombra, el esqueleto de tu mismo? ¿No ha muerto tu ritmo interior, la ilusión que te era más querida, la alegría que esperaste y que no llegó, el mañana que anhelabas tontamente como San Agustín para vivir la vida del espíritu? ¿Eres feliz? No, no me respondas eso; no te creo. Si eres feliz deseará s un presente sin futuro, un hoy sin mañana, un momento actual, como el de ahora mismo, sin el que venga y sin el que marchó. Si eres feliz, no acariciarás una esperanza, ni forjarás un sueño, n i desearás cosa alguna. ¿Y no deseas nada, ni forjas nada, ni acaricias nada? ¿Morirías ahora satisfecho de ti mismo? ¿No has muerto en parte, lector? Sí, sí has muerto en parte; todos hemos muerto en parte. Deseamos lo que marchó y deseamos lo que vendrá, pero cuando venga, desearemos más y siempre más . El tiempo, es una sombra; no hay presente, sino un pasado que presente nos enojaba y un futuro que cuando sea actual nos enojará también. De los muertos nos separa sólo la ilusión del tiempo. Ellos vencieron la cuesta y nosotros empezamos a vencerla. Hoy doblan por ellos; mañana doblarán por nosotros ¿qué mas da? La tierra, con burlona indiferencia, nos recogerá a todos. Amigo mío: es tu fiesta hoy y tu te engañarás creyendo que vives verdaderamente. ¿Vale tu juventud los sueños que te proporcionó de adolescente?¿Vale tu vejez los anhelos de tu edad madura? ¿No te molesta tu odiosa, tu monótona, tu etérea compañía? ¿No rectificarías tu vida después de tu muerte? ¿Acaso no la estás rectificando?
JOSÉ SÁNCHEZ ROJAS.
Alba de Tormes 2-XI-911.

1 de noviembre de 2011

Noche de Ánimas


Se designa con este nombre a la noche en la que se pasa del día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, al día 2, jornada que se conoce como Día de los Difuntos. En muchos pueblos de esta comarca nuestra, esa tarde noche se tocaban las campanas cada cierto tiempo y las familias se reunían para rezar por sus familiares difuntos. Traemos hoy a estas páginas un pequeño artículo publicado en el Adelanto, hace hoy cien años y que trata básicamente de este tema.

Noche de Animas.
Ha terminado el mes de Octubre. Noviembre, con sus días fríos, impregnados de humedad y de tristeza, se nos ha echado encima. Hoy es el día de los Santos, mañana será el de Animas y tras de estos vendrá una serie de melancólicos, en los que los árboles se despojarán lentamente de sus mantos de hojarasca, mostrándonos el esqueleto de sus ramas, mientras la naturaleza toda se nos presentará en todo el esplendor de su desnudez.
Sintamos la grandeza de estos días otoñales y con ella el encanto de su lirismo. ¡Lirismo! Nada lo tendrá en más alto grado que este día de los Santos y su noche de Animas. Las campanas tañerán con lúgubre estruendo y sus sones nos traerán a la memoria tiernas remembranzas. Nos acordaremos de lecturas inspiradas en asuntos de esta especie, que en una época formaron para nosotros el todo, y ¿quién sabe? hasta en algún rato perdido se nos ocurrirá reflexionar sobre la paz de los sepulcros. Después iremos al cementerio. Visitaremos la hilera de sus tumbas y depositaremos una corona de florecitas sobre el pedazo de tierra que oprime los restos de personas que para nuestra intimidad representaron un algo. En estos momentos tendremos una majestad imponente. Seremos algo así como embajadores del mundo de los vivos, que cumpliendo una visita de fineza, saludamos a los que ya no son. Alguna lágrima vertida a fuerza de restregones en los ojos, será nuestra ofrenda de dolor, y sin embargo, sobre la eternidad del espacio nos parecerá ver vagar aimas que se hermanan y se funden... Nos despediremos con suspiros y lamentos. Al marchar, con tono de fervoroso musitante, rumorearemos aquello de "¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos!"
Sintiéndolo bien, con admirable profundidad, evocaremos las virtudes de los que ya se han ido y luego... Con tranquilidad absoluta, con una profunda despreocupación, nos olvidaremos de que es la noche de Animas. Seguiremos la vida.
ALEJANDRO LEON